15 de septiembre de 2020

Este blog está de aniversario. #BlogAnniversary #cumpleblog

 



🎉🎊🎇¡¡¡Este blog está de aniversario!!!🎉🎊🎇

13 años cumple este blog ameno (a meno que no le guste 😂), un lugar donde comparto muchas vivencias y experiencias que tuve (y tengo) a partir del accidente que sufrí un 31 de diciembre de 1998 y que me dejó en silla de ruedas. Aunque también van a encontrar de todo un poco, como en botica. (?) 😅

Como sucede con el paso del tiempo, de postear todos los días pasé a postear de vez en cuando, hasta que esos "de vez en cuando" se transformaron en meses y hasta años. Pero bueno, hay que perdurar 13 años en esta vorágine que es la Internet y la virtualidad. O sea... Lo importante es que acá estoy, todavía... 😅

Un poco de historia.

Un 15 de septiembre del año 2007 empecé con el blog y ya llegué al 2020 con pandemia incluída, pandemia que nos hizo pensar que estábamos a las puertas de la "#apocalipsis" 😅, así que algo de mérito tiene cumplir 13 años en la "blogósfera". 😏



Imagen: Mi 1º post - 15/09/2007

Mi 1º post para romper el hielo (?) fue de comida. Bueno, vieron que a veces uno habla de comida para empezar una charla. 😁 Se intituló "Mientras cocinaba arroz con pollo..." y conté, entre receta de cocina y mi biografía, el porqué empecé a escribir un blog. Como puse en ese post, no inventé la pólvora al abrir un blog para escribir lo que me pasó, simplemente quise compartir mi "nueva vida", la que adquirí después de "un vuelco", porque la vida sí te puede cambiar de un vuelco, en un abrir y cerrar de ojos, y a veces tenés que tomar una decisión: o seguís adelante o te dejás morir en vida. Yo tomé la decisión de seguir adelante a pesar de todo y de todos, incluída la inaccesibilidad y la discriminación. 

En 13 años hubieron algunos cambios a saber:

  • El nombre del blog. 

A principio se llamaba "Wheelchair Rules!", algo así como la silla de ruedas "manda", aunque la traducción es "las reglas de la silla de ruedas", cosa que también aplicaba porque mi nueva vida se regía con las "reglas" de andar en una silla de ruedas. Pero lo mío era más histriónico (?), era como decir "¡qué bueno es andar en silla de ruedas!", ponele. 😂😂 

Un buen día, no me acuerdo cual, decidí cambiarlo a "La Ivys on wheels!" porque realmente se trataba de mí, no de la wheelchair/silla de ruedas, ¿nocierto? 😂😂

  • Dominio del blog.

Cuando empecé el blog lo hice en Blogger por dos razones: era gratis y me gustó la sencillez del sitio, aparte que te daba como más "libertad" para meter mano en el código del diseño por ejemplo, y porque había miles de tutoriales amigables para hacerlo. 😅 Al principio la dirección del blog llevaba la extención por defecto que era blogspot. Es decir que era wheelchairrules.blogspot, todo bien, pero mi idea era llevarlo a un nivel "más serio" (?) y a fines de septiembre del 2014 compré un dominio elblogdelaivy.com y lo "estrené" a partir de octubre. 😀



Mi mamá decía que renovarse es vivir, así que fui renovando nombre, dominio web y si todo va bien, estoy pensando en adquirir un Hosting (alojamiento para mi blog) y "mudarme". Pero eso está en veremos... 😉


El "feisbaaac" hoy me recordó que hace 13 años empecé con el blog.

Y así fue que pasaron 13 años y pretendo que sigan pasando 13 años o más..., por supuesto. 

Eso sí, no prometo actualizar el blog más seguido porque ese barco ya partió hace rato, ¡ajajaja! 😂😂 Vengo prometiendo hacerlo since..., ya ni me acuerdo. 😅 Y bueno..., ya no puedo confiar ni en mí misma. 😂

Muchas gracias a mis amigos blogueros que aún estamos en contacto por seguir siendo parte de este blog, muchas gracias a los que cayeron por casualidad y siguieron volviendo, y muchas gracias a los que seguiran visitando este blog a pesar de todo. 

¡Por 13 años más! ¡Gracias totales! 







La Ivys on wheels!, Actualizado en: 19:15

1 de junio de 2020

No te detengas en mi tumba a llorar - Poema

Fuente de la imagen ABC


No te detengas en mi tumba a llorar (Mary Elizabeth Frye)

No te detengas en mi tumba a llorar.
No estoy ahí, no estoy dormida.
Soy un millar de vientos que soplan,
soy la suave nieve que cae,
soy las gentiles gotas de lluvia,
soy los campos de granos maduros,
estoy en el silencio de la mañana,
en la prisa agraciada
de hermosas aves que vuelan en círculo.
Soy la estrella de la noche,
estoy en los pétalos que florecen,
en un cuarto silencioso,
en los pájaros que cantan,
en cada pequeña cosa.
No te detengas en mi tumba a llorar.
No estoy ahí, no estoy muerta.

Hace algunos años compartí en el blog este poema de Mary Elizabeth Frye, pero Andrea, la profe del inglés de la escuela donde trabajo, me lo mandó (en inglés) el día que falleció el autor de mis días. 

Releerlo me hizo bien, porque aunque duela la pérdida, es bueno recordar que nuestros seres queridos siguen viviendo en nosotros.

Siempre escuché lo del "duelo", las etapas del duelo; que son 5, que son 7, que son quichicientas, que lleva su tiempo. ¿Cuánto tiempo? Por lo que sé, varía depende de cada uno. 

En mi caso, todavía medio que estoy pasando por todas las etapas juntas. Pero a una semana de la partida del autor de mis días, siento que estoy a las puertas de la etapa de aceptar lo que pasó. No es fácil, pero hay que intentarlo.

Anoche soñé con él. Sólo recuerdo la parte del sueño donde lo veía sonriendo, jóven, dicharachero, como siempre fue. Estaba con mi mamá (quién falleció en el accidente que tuve en diciembre del '98). Parecía que estábamos en mi casa, en una reunión. En un momento dado le digo a mi mamá: "¿Viste que ya no tose más?" (El autor de mis días tenía una enfermedad respiratoria que en los últimos meses hacía que tosiera cuando se quedaba sin un poco de aire.) Me voy donde él está y le digo que aunque no tosiera igual íbamos a ir al médico, a lo que me responde: "Ya no hace falta, ahora estoy bien."

Al despertarme sentí que ese "ya no hace falta, ahora estoy bien", no era porque no tosía más porque no podía respirar bien, era porque ahora que estaba con mi mamá, ahora estaba bien.

¿Señales? ¿Aceptación? No lo sé, sólo sé que su partida, su ausencia, ya no duele tanto; que el dolor está, no lo voy a negar, pero que duele menos... 

Y parafraseando a Mary Elizabeth Frye, creo que ese "ahora estoy bien" del autor de mis días en mi sueño es el: 
"No te detengas en mi tumba a llorar. No estoy ahí, no estoy muerto..."
Ojalá que todos los que estén pasando por una pérdida puedan encontrar el consuelo de saber que, si bien duele la partida de los seres que amamos - si, duele mucho, horrores en mi caso -, tenemos la esperanza de saber que ahora están bien, que ahora están mejor.




La Ivys on wheels!, Actualizado en: 18:42
 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!