30 de noviembre de 2014

¡Chau Noviembre! ¡Hola Diciembre! #ElAñoEstáPerdido

chau-noviembre

Y si gente, chau noviembre… ya se nos va el 2014 así que el año está perdido. Lengua fuera

A partir de mañana sólo quedan 31 días (bueno, 30 si no contamos el 1º Burla) para que se termine este año par.

Nada, pasaba para decir eso, no más… Burla

Prometo volver más seguido a charlar un rato antes que termine el año. (?) Guiño

¡A disfrutar de los preparativos para la NavidaT! navidad8

papa-noel_www_Humor12_com

Las imágenes las encontré en “la internete”, no me pregunten dónde, júas. Lengua fuera

 

navidad14

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 22:19

18 de noviembre de 2014

¡Por fin! ¡Habemus trabajo!

a confiar

 

¡Si, por fin! ¡Habemus trabajo! Risa 

Hoy, 18 de noviembre de 2014, después de mucho trajinar, orar, rogar, pedir, “golpear” puertas y confiar en lo que me decían, por fin lo que me prometieron llegó. Sonrisa

Hoy empecé a trabajar. Risa Y desde hace varias semanas que estoy disfrutando otra de las promesas cumplidas: una silla de ruedas eléctrica. Sonrisa

Como dice la frase de la imagen del principio atribuida a don Miguel de Cervantes (que la saqué de Facebook, pero no me pregunten de dónde, los años no vienen solos, je… Desternillado de risa) hay que confiar… a pesar de que la paciencia no es mi virtud y que perdí la confianza en el medio del camino, al final llegó lo que tanto esperaba y necesitaba: un trabajo.

Después de mucho tiempo de pedir ayuda (desde que salí del hospital en el 2002) a varias personas (entre ellas políticos, ex gobernadores, etc., etc.…) un 8 de octubre del presente año, sí, del 2014 Sonrisa, el Gobernador de la Provincia del Chubut Martín Buzzi dijo de que iba a tener una wheelchair eléctrica (por acá pueden leerlo en el diario y ojalá que todavía esté la news Guiño). Pero eso no es todo… después se acercó y me dijo de que también iba tener un trabajo.

Bueno, sepan que el 20 de octubre, día del Aniversario de Trelew, vino a mi casa después de haber participado en el acto e hizo entrega “en mano” Sonrisa de la silla de ruedas eléctrica.

Hoy 18 de noviembre (confieso que después de romper la paciencia a medio mundo, recuerden, como no tengo paciencia “rompo los esquemas”, mal Burla)  empecé a trabajar en la escuela 151 como auxiliar administrativa. Sonrisa

No tengo palabras (cosa rara en mí Decepcionado) para describir la felicidad y lo agradecida que estoy de haber empezado a trabajar (sentadita en mi wheelchair Guiño) como una persona “normal”. Sonrisa (Ok, yo muy “normal” no soy pero ese es un tema para otro post, jajaja. Burla)

Siempre sostuve que las personas que tenemos alguna discapacidad motriz causada por un accidente, como en mi caso, no somos retrasados, o inútiles, ni andamos llorando por los rincones dando lástima.

Somos, soy capaz de hacer muchas cosas excepto caminar, pero para eso tengo la silla de ruedas, ¿verdad?

Basta de “encajonarnos”, de discriminarnos, de no darnos la oportunidad de demostrar que si queremos, podemos hacer muchas cosas, entre ellas trabajar.

Hay leyes que nos protegen. Leyes que muy pocos conocen o se hacen los que no las conocen. Leyes de inclusión (palabrita de moda pero que nadie aplica, sólo la mencionan) laboral que dice que, por ejemplo, en las dependencias del estado hay que cubrir un cupo del 4% de empleados con personas con alguna discapacidad. 4 por ciento. No dice 50%, 80%, sólo hay que ocupar el 4% con personas con alguna discapacidad que pueda desempeñar la tarea para la que se postula. Bueno, si el 4% les parece “demasiado”, ocupen el 1%, el uno por ciento.

Si quieren conocer las leyes que nos protegen hagan clic en Marco Normativo Referido a las Personas con Discapacidad y en la Ley 25.689 (Modificación de la Ley N° 22.431, en relación con el porcentaje de ocupación de personas con discapacidad por parte del Estado Nacional, sus organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas del Estado y las empresas privadas concesionarias de servicios públicos.)

Lamentablemente no sé si es que nadie conoce estas leyes o si las ignoran como para no hacerse cargo de la parte que les corresponde.

Por suerte pude entrar a trabajar luego de un largo camino… (estuve pidiendo trabajo desde que salí del hospital en el año 2002), camino que al final llegó a buen puerto. Sonrisa

Tengo que agradecer al Gobernador Buzzi por haber cumplido su palabra y por haberme devuelto la confianza en los que nos gobiernan, al menos en el que gobierna mi provincia, aclaro. Guiño

También tengo que agradecer a los que estuvieron involucrados en el proceso empezando por Lis (la directora de la escuela 151 que fue una de las que “rompió” la paciencia casi que a la par mía Guiñodesde hace dos años) y siguiendo por la secretaria privada del gobernador, por quién trabaja con la secretaria del gobernador, y por la gente del Ministerio de Educación que hicieron posible que hoy haya empezado a trabajar.

Y como dije en el título del post:

 

¡Por fin! ¡Habemus trabajo! Risa

 

todo pasa por uan razón

 

thanks219

 

 

Si quieren conocer como empezó la historia de las promesas cumplidas les dejo la lista de post:

.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 16:25

5 de noviembre de 2014

Seguimos haciendo catarsis. #rampas #Trelew #accesibilidad

wheelchair_mafia

 

Si, hoy vengo con la pesada. (?) Burla

 

En mi último post catártico les contaba como “padezco” las rampas de acceso para silla de ruedas que tiene mi ciudad, Trelew, en cada esquina del radio céntrico, que dicho sea de paso está bastante acotado les diré, ya que llegado un punto hay veredas que directamente carecen de rampas. Si, así como leen. Molesto

Cuando compartí en feisbaaac el tema de mi “aventura” con la rampa que está en la esquina de 9 de Julio y Mitre, más precisamente la de la esquina dónde está la AFIP, los de Trelew Funciona me ponen:

comment en fb

Creo que mi respuesta o no fue leída o prefirieron matarme con la indiferencia. (?) Decepcionado Jajajajaa! Burla

En fin. Risa

Como los de Trelew Funciona querían saber qué rampas estaban mal hechas y yo no tengo cómo salir y sacar fotos de las mismas, pedí en Twitter que lo hicieran por mí.

 

 

Nadie se prendió, pero ni importa. ¡Jajajaa! Burla

La cuestión es que después me acordé que el autito de Google Maps había andado por mi ciudad así que allí me fui raudamente a buscar rampas mal hechas. Burla

Abrí el Google Earth en mi compu y empecé a chusmear. Guiño

Para empezar busqué las esquinas de las calles donde siempre tengo dramas y encontré las rampas, pero la verdad es que desde la perspectiva de la cámara del “gugle car” no se puede apreciar el desnivel que tienen en relación al asfalto, ese “escaloncito” que hace que sea dificultoso el subir a las rampas. Sin mencionar que tampoco se puede apreciar el tema del badencito que hay entre el cordón de la vereda y el asfalto de la calle que pusieron arriba del asfalto viejo. Si, es un trabalenguas. Burla El tema del asfalto arriba del asfalto viene a que hace unos meses (¿o años? Ya me perdí Burla) empezó el “embellecimiento” de la ciudad y entre esas cosas que “embellecieron” encontramos las rampas de acceso que hay en las esquinas.

Si bien no se pueden apreciar los detalles que hacen un “poquito” inaccesibles (?) las rampas, lo que sí encontré fue algo que me dejó anodizada color (asombrada, anonadada) en una de las avenidas “embellecidas”. Cabe aclarar que el que me avivó de esto fue mi Retoñor, el viento bajo mis alas. Desternillado de risa

Va imagen. Si quieren verla en su esplendor hagan clic en la imagen y los lleva a Photobucket donde subí el original.

 

rampa.Trelew.fail

 

Sin palabras. No comments. Pensativo

Ponele que el espacio a la derecha de la rampa (subiéndola) sea suficiente para pasar con una silla de ruedas, entre que subo para esperar el semáforo (otra cosa no puedo hacer, pasear por el bulevar no es muy saludable que digamos, salvo que seas uno que hace deportes extremos o seas un adicto a la adrenalina y te encante sentir como te pasan los autos y los colectivos por al lado, ¡ajajajaa! Burla) cuando me toque cruzar voy  a tener que hacer malabares para embocar y bajar a la calle despacito porque el escaloncito puede hacer que se me “clave” la silla y termine parada (fuera de broma, me ha pasado…), chau, el semáforo se puso en verde para los automovilistas y tengo que volver a esperar mi turno. Molesto

Ahora, si quiero pasar por la estación de servicio que está enfrente corriendo el riesgo de que me atropellen los autos que “dulcemente” se meten a cargar combustible, puedo usar el haaarmooosssooo paso peatonal que está del otro lado, cuya imagen les comparto. (Ya saben, si hacen clic en la foto van al sitio donde está alojada y la ven un poco más grande. Y si. las rayas amarillas son del “gugle maps”. Burla)

 

Rampa-Fontana-ACA-Trelew

 

El autito de Google anduvo en junio de este año, 2014, y capaz que alguno se avivó y arregló la rampa que está con el poste de luz en el medio, pero creo que no…

Yo salgo pero voy a lugares específicos, no tengo para pagar taxi y andar paseando por la ciudad, así que no fui a ver si sigue igual. Amén de que si quiero “pasear”, me termino amargando y seguramente rompiendo las ruedas de mi wheelchair/silla de ruedas transitando por esas callecitas de Trelew que tienen un no sé qué…  Bah! Tienen un no sé qué que yo sé qué es y que saben los que andan en silla de ruedas, o las mamás que andan empujando el carrito de su bebé. Ni hablar de los ancianos o los que tienen alguna otra discapacidad.

Harta me tiene esta situación. Harta.

Pareciera que soy la única que se queja, ¿verdad?

Seguramente habrá otras personas en silla de ruedas, no soy la única (aunque a veces pareciera que sí) que tienen los mismos problemas que yo pero creo que se han resignado a vivir así.

O tal vez tengan auto y puedan salir sin problemas a hacer lo que les gusta y no utilicen las rampas.

O tal vez crean que porque están en silla de ruedas no tienen derechos y es mejor quedarse en la casa así “no molestan” a los normales que andan por la vida sin ponerse en el lugar del otro.

O tal vez se hayan cansado de luchar contra la inaccesibilidad y, como dije antes, se hayan resignado a vivir enclaustrados.

Sé que en la ciudad (y en la zona) hay equipos de básquet con jugadores en silla de ruedas. No los veo andar por la calle paseando, o si, pero como yo no salgo tal vez sea por eso que no me los cruzo. Aparte pienso que como son deportistas saben sortear obstáculos y tienen los medios para arreglar sus sillas de ruedas cuando se les rompen, ya sea cuando juegan o por culpa de las veredas de las callecitas de Trelew.

Yo no. Yo no tengo plata para andar arreglando la silla de ruedas cada vez que se me rompen las ruedas.

Menos mal que cuando se me rompieron las sillas conseguí tener otra con ayuda de la iglesia. Soy mormona y por suerte los hermanos y líderes de la iglesia velan por sus miembros y los ayudan.

La silla de ruedas eléctrica que me consiguieron por medio del Gobernador Martin Buzzi y el Gobierno del Chubut fue casi un milagro, en serio. Venía pidiendo una hace años. No a la iglesia porque ellos me ayudan en otras cosas, pero supuestamente el Estado debe ayudar en este tipo de situaciones. Pedí sillas normales, nada. Cuando pedí la silla eléctrica fue porque me dijeron: pedísela a fulanito (político), vas a ver que te la va a conseguir. La pedí, me tuvieron a las vueltas y nunca cumplieron.

Hace un mes, gracias a la Directora de la escuela donde soy la Presidenta de la Cooperadora, a los padres de la cooperadora que se preocuparon (desde hace 8 años que llevo en la cooperadora que se preocupan) y a que se dieron las cosas, por intermedio del Gobernador Buzzi en menos de 12 horas tenía en mano la orden de compras de la silla de ruedas eléctrica. Lástima que casi no la puedo usar porque las veredas, los accesos, todo hace que la accesibilidad sólo exista en el país de Utopía.

Los que tienen alguna discapacidad motriz y NO tienen dinero, están condenados a no poder construir accesos ni rampas ni a poder solucionar la inaccesibilidad de las veredas. Porque si el estado no lo hace, alguien tiene que hacerlo.

Y en otro post les voy a contar qué me pasa a mí por no tener dinero y vivir en un barrio donde la empatía y la solidaridad brillan por su ausencia.

Hasta la próxima. Risa

 

1 razon

 

 

5 de noviembre. Quedan 56 días para finalizar el año. Casi que ya estamos terminando el 2014.

#ElAñoEstáPerdido Burla

.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 17:36
 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!