11 de diciembre de 2012

En la Tierra Prometida.

No, no me puse mística. (?) ¿O sí? Nah… ¡Jajaja!

¿A qué viene lo de “En la Tierra Prometida…”? Les cuento.

Un 11 de diciembre, pero de 1981, llegué a lo que yo denomino la Tierra Prometida.

Mi viaje comenzó en San Juan, capital, y terminó en Trelew después de un viaje de 36 horas y más de 2000 kms, en colectivo. Recuerden que estábamos en otro siglo, juas, y que sí o sí había que hacer el viaje en etapas. Las primeras 14 horas desde San Juan hasta Bahía Blanca en un colectivo, esperar 12 horas en la terminal de Bahía el otro colectivo que tardaba 10 horas en llegar a Trelew. Si, ya estaba practicando vivir sentada, ¡ajajaa!

Yo venía a rendir para entrar a la escuela secundaria y supuestamente debería haber estudiado en el viaje.  Seee, claro, con 12 años, viajando sola con un amigo de la familia de veinte años (nos confundieron con recién casados en Bahía, aaajajajaa! Fue mortal!) y pretendían que estudiara… ¡Me la pasé durmiendo y mirando el paisaje! ¡Jajaja!

Llegué a las 6 de la mañana, ¡y hacía un fresquete de aquellos! Venía de una provincia donde a esa altura del mes ya hacían como 40 ºC a la sombra, y llegar acá con 3 ºC fue como mucho.

Igual empecé a enamorarme de mi Patagonia cuando entramos a Puerto Madryn y vi el amanecer sobre el mar. Nunca había visto el mar.

-Trelew-City Seguimos viaje. Un pato se estrelló contra el parabrisas del colectivo y terminó en mi espalda llenándome de vidrios hasta lugares insospechados, ¡ajajaja!, pero eso no me amedrentó, ya que al llegar a Trelew terminé de enamorarme perdidamente de la Tierra Prometida…

6 am bajando del colectivo, 8 am sentada en la Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1 “Teniente Coronel de Marina Luis Piedrabuena”, rindiendo el examen de ingreso, previa pasada por un kiosko para comprar lapiceras, lápices, regla, escuadra, compás y hojas para hacer el examen. Por cierto, saqué 98/100, la mejor calificación en todas las escuelas secundarias. Bueno, eran 4 escuelas secundarias en esa época, pero el que me siguió hizo 70/100. Say No More.

En la Tierra Prometida viví mi adolescencia. Una época de enamoramientos, buenas notas, rateadas de la escuela, mi primer amor…, pero un amor puro, aclaro, ¡ajajaja! (Ya veo a mis parientes cayéndose desmayados, ¡ajajaja! Tranquilos, no pasó nada…). También vino mi primer novio que me duró 2 meses. Una larga historia de un corto romance (?). Y no, tampoco pasó nada, ¡ajajaja!

En la Tierra Prometida me recibí de Técnica Electromecánica en el ‘87, hice un años de Ingeniería Electromecánica que dejé por la docencia, mi pasión…, y que ejercí hasta el ‘98.

En la Tierra Prometida, cuando cumplí los 26 años quedé embarazada de mi retoño, el viento bajo mis alas, el ser al que amo más que a mi propia vida, y que sólo después de que tuviera el accidente comprendería la magnitud de tener tremendo viento bajo mis alas…

En la Tierra Prometida caminé hasta los 29 años y después del 31 de diciembre del ‘98 empecé a transitarla en mi wheelchair/silla de ruedas, pero no por eso dejé de pensar y de considerar a mi Trelew como la Tierra Prometida.

A los 43 años de edad, de los cuales 31 viví en la Tierra Prometida, puedo decir que agradezco que mi papá la hubiera elegido para venir a forjar su futuro y el nuestro.

1296331120994108 Tuvimos nuestras épocas de oro, de vacas gordas, de plena felicidad… Como también tuvimos nuestras épocas de vacas flacas, y épocas aciagas como cuando mi mamá falleció en el accidente.

Todavía estamos en épocas de vacas flacas, y tal vez crean que por eso dejó de ser la Tierra Prometida… Bueno no, para mí, y a pesar de mi wheelchair/silla de ruedas, de no tener plata, y de que las cosas no andan tan bien como desearía, a pesar de todo eso sigue siendo la Tierra Prometida.

Tengo mi hijo, mi familia, mis amigos, mi casa, mi perro. Tengo comida en mi mesa. No tengo lujos ni puedo comprarme lo que quiera, pero ni importa, igual soy feliz.

Por todo eso, y por lo que vendrá, puedo decir sin dudarlo que estoy en la Tierra Prometida.

-happy

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 23:28

2 comentarios:

  1. Ivana:

    En estos días tan especiales llegue a ti mi cariño con el deseo:

    Que siempre tengas palabras cálidas en un frío anochecer,
    Una luna llena en una noche oscura,
    Y que el camino siempre se abra a tu puerta.
    Que los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y que la luz te cubra acunándote.

    Para ti y seres queridos Feliz Nochebuena...Feliz Navidad!!!!!

    ResponderEliminar
  2. linda Ivy...vos de acá y viviendo en mis pagos, y yo patagónica viviendo en San Juan...nos queda mucho por delante a ambas, y a mi me encantan mis dos tierras prometidas!
    Un abrazo muy (muy) caluroso!
    Viernes

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!