27 de noviembre de 2012

Privacidad online. Opinión personal | #redessociales

Mientras estaba revisando Facebook me encontré con un enlace en la página “Rompecadenas” que mencionaba el tema de las publicaciones que salen “alertándonos” sobre la privacidad y esas yerbas. Sonrisa

status

Al seguir el enlace me encontré con este sitio que se llama “Oficina de seguridad del internauta” y habían posteado un artículo sobre una publicación que anda circulando en Facebook con respecto a la privacidad de nuestras publicaciones.

feisbac

Sigan este link para leer la nota, pero entre otras cosas, dice esto:

Este mensaje y su contenido son un bulo, puesto que el mensaje en realidad no tiene utilidad al no tener validez legal alguna. En relación con el mensaje se indica lo siguiente:

  • Aunque se desconoce el origen del mensaje, parece ser que no es el primer mensaje de este tipo, ya que en el año 2002 circulaba uno similar.
  • Parece ser que se trata de un mensaje que se ha difundido entre los usuarios deliberadamente con objeto de proporcionar argumentos con los cuales proteger su privacidad en las redes sociales, alertando a otros usuarios, organizaciones o empresas de que los datos de ese perfil no pueden ser utilizados o difundidos por terceros.
  • La publicación de este mensaje en una actualización o mediante otro mecanismo dentro de la red social de Facebook, no cambia las condiciones legales preexistentes que el usuario aceptó cuando creó su cuenta en Facebook, las cuales rigen las condiciones de uso y privacidad entre otros, de todo el contenido o información que es publicado en Facebook.
  • Por otro lado, en el texto se hace referencia a la ley UCC 1-308 1-103 la cual no está relacionada con la privacidad on-line o las redes sociales, sino con actividades comerciales y en cualquier caso, la referencia a esta ley u otra, como la LOPD, no aporta validez o efectividad legal alguna al texto en cuestión.

Al compartir el enlace en mi perfil de Facebook (tienen que tener feisbac si quieren leerlo), acoté lo que sigue  editado para el blog Burla, pero es lo que puse, textual:

A ver si se ponen las pilas y usan un poquito el sentido común ante ciertos "mensajes de advertencia" de la seguridad o de cualquier cosa que supuestamente vaya a pasarles por usar Facebook.

Con respecto a la seguridad, y no solo en Facebook sino en todo lo que sea on-line, personalmente sigo estas premisas que dicta el sentido común (¿lo conocen?) y que me ayudan en mi privacidad (uno tiene que cuidarse, no dejar eso en "manos" del otro):

Señalando1º. - Si no querés que se sepa algo, NO LO PUBLIQUES. Y no solo lo que escribís, sino las fotos que subís.

Señalando2º. - TODO lo que subís a la red, LAMENTABLEMENTE, siempre queda dando vueltas (caché, alguno que fue más rápido que vos y bajó-copió-guardó lo que habías subido, etc.), SIEMPRE. Por eso, OJO con lo que subís.

Señalando3º. - Si van a cobrarte un servicio, al principio puede ser gratis, pero te aclaran que en determinado tiempo te van a empezar a cobrar. Aparte, no van a venir a tu casa a cobrarte por usar algo que dejó de ser "gratis", simplemente si no pagás lo que te piden (avisándote), te dan de baja del servicio y listo. Así de simple.

SeñalandoToda red social que es free-gratis, cuando deja de serlo, te avisan.

SeñalandoSi pasaron a forma paga, te avisan. No lo hacen en "memes" o mensajes virales, para eso te piden una dirección de correo electrónico verificable cuando te das el alta, no solo para mandarte avisos y hasta esos malditos boletines informativos, sino para decirte si hay cambios en el servicio o en las políticas de privacidad (Facebook me mandó uno con el temita de las políticas de privacidad nuevas y de los cambios) pero bueno, si te gusta el durazno, bancate el carozo o la pelusa, whatever.

DEJEN de compartir mensajes apocalípticos. Burla Gracias. Risa

 

Y ahora agrego: 

Me molesta muchísimo cuando le echan la culpa al chancho y no al que le da de comer en el tema de la privacidad online

Todos se quejan de que la privacidad esto, la privacidad lo otro, pero Gente, ustedes no andan dando sus datos personales, sus números de tarjetas de crédito, sus números telefónicos, mostrando sus fotos personales y/o familiares, sus más caros (?) pensamientos al primer desconocido que ven en la calle, ¡por favor! Molesto Creo, al menos yo no lo hago y le enseñé a mi retoñor a no hacerlo. Hello!

Esto de la “internete”, de relacionarse con desconocidos (la primera vez es un desconocido, no me jodan…), de “sociabilizar” virtualmente, es un arma de doble filo y tenemos que usar el sentido común para saber qué vamos a compartir y que queremos que el otro sepa de nosotros. Es casi como la vida real, todos tenemos secretos, un muerto en el placard, cosas que ni aún nuestros padres, hermanos, pareja/marido/novio, amigos del alma saben y no queremos que se enteren. Y si, somos casi (?) seres humano, jajaja, Burla. Ok, ok, hay gente que es más buena que Lassie y que tiene una vida prístina, transparente, sin mancha… Si, hay, aunque usted no lo crea. Guiño 

Muchos se desgarran las vestiduras cuando suben una foto “impresentable”, cuando dicen cosas personales que cualquiera puede utilizar para desprestigiarlos, o que son usadas en su contra (como escuchamos en la tele cuando los están arrestando: todo lo que diga puede y será utilizado en su contra. Si, veo muchas series policiales, ¡ajajaja! Guiño), y después de postear cosas MUY personales viene el llanto y el crujir de dientes pero a veces…, ya es muy tarde. Pensativo

Otros que reciben mails donde les prometen el oro y el moro, o que el Príncipe de Nigeria los necesita para que le ayuden a guardar su fortuna personal (?) en la cuenta bancaria del que recibe el mail. ¡Por favor! Encima piden datos súper personales, números de cuentas bancarias, tarjetas de crédito, y hasta a veces les piden plata para pagar unos sellados y así pueden hacer las transferencias. Y hay gente naif que se lo cree y así empiezan los problemas.

Niños, niñas, adolescentes - y no tanto - que suben fotos provocativas en paños menores o ropa indecente y después quieren que los comentarios sean: que linda cara que tenés… Seee, la cara miran, sobre todo si son niñas o jovencitas. Siempre hay uno/a que baja esa foto a su computadora y después la sube a un foro o a otra red social y empieza el famoso “bullying” o acoso escolar (y no solo escolar) y ya sabemos lo crueles que pueden ser los adolescente y algunos adultos.

Aparte, si bien cada uno es dueño de subir a Internet lo que quiera (la libertad es libre Burla), confiados en que hemos configurado la privacidad para que nadie vea lo que hacemos - o en su defecto que sea visto por un grupo específico de amigos -, lamentablemente no sabemos lo que nuestro amigo/conocido tiene configurado en su perfil con respecto a compartir cosas de terceros. Hasta al cazador más avezado se le escapa la presa. No demos por sentado que todos prestan atención a ese tipo de detalles, algunos se hacen un perfil porque está “de moda” y no se toman el tiempo de investigar como se maneja esa red social, sea Facebook, o Tuenti, o My Space, o la que sea.

Por eso lo de la culpa no la tiene el chancho, sino el que le da de comer.

Somos nosotros los que tenemos que ser responsables de lo que compartimos, no le endilguemos a las redes sociales o a las herramientas que existen para compartir información la culpa de lo que nos pasa online o que sale de la red y nos afecta en la vida real.

Soy madre de un adolescente y tía de uno que entró en la adolescencia, y me tomo el trabajo de monitorear lo que publican en las redes sociales a las que están registrados. Tengo las claves de los correos electrónicos, de las redes sociales y no por eso estoy violando su “privacidad”, son menores y están bajo MI RESPONSABILIDAD, y puedo confiar ciegamente en ellos (lo hago), pero NO PUEDO CONFIAR EN LOS QUE SE RELACIONAN CON ELLOS.

Ellos saben que la condición sine qua non para tener acceso a Internet y estar conectados es que yo sepa (y mi Little Sister) las claves de todos sus sitios. Y quedó muy clarito que cada dos por tres iba a monitorear lo que estaban haciendo online, en redes sociales o en donde necesitaran un correo electrónico y una clave para ingresar.

Al principio no hubo dramas, eran “chicos”, pero ahora que son “grandes” medio que quieren tener su privacidad (y la tienen), pero soy la madre – y la tía – y es mi responsabilidad velar por su seguridad. Así como les digo que no hablen con extraños en la calle en la vida real, les digo que tengan cuidado con quién se relacionan online. De vez en cuando me doy una vuelta por sus perfiles (me tienen de “amiga” a regañadientes, jajaja Burla) y sin meterme con la dirección de email y contraseña, veo lo que publican, no lo que publican sus amigos. Por suerte la mayoría son chicos que conozco personalmente, o que sé que van a la escuela juntos y son de la zona, es decir, puedo averiguar donde viven, no son completos extraños que viven en otros países o provincias. Tienen contactos foráneos, pero son los menos y como soy un contacto en común, puedo chusmear sus perfiles y saber con quiénes están relacionándose mis retoños. Sonrisa

Cuando yo era adolescente (si, fui una adolescente rebelde sin causa Ligón), mi madre me decía:

“Prefiero que llores, que me “odies”por controlarte ahora y que no tenga que llorar yo por algo que te pasó y que pude haber evitado.”

Con mis retoños pienso y les digo lo mismo, prefiero que me “odien”, no me importa, pero no quiero que el día de mañana tenga que lamentar algo que pude haber evitado.

No es fácil, pero se puede lograr. Ah, y nuestros retoños no son tontos, ni traumados porque les pongamos límites, son inteligentes, despiertos, saben razonar y usar el sentido común cuando actúan diariamente. Sonrisa

Así que Gente, Internet es una herramienta fabulosa, pero son ustedes los que tienen que aprender a manejarla, son ustedes los responsables de lo que comparten online, no le echen la culpa a otro de lo que ustedes pudieron haber evitado usando el sentido común. Repito, no es fácil (debería) pero se puede lograr. Yo sé lo que les digo. Risa

garfield-17

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 20:31

23 de noviembre de 2012

Empatía. Convivencia. Buenos vecinos (?). | #Catarsis

Soy una tipa que se toma todo con soda. Trato de verle el lado amable a las cosas, intento (a veces me cuesta y no por mí, precisamente)  tener una actitud positiva para enfrentar los problemas que se me presentan, y no solo porque estoy en wheelchair/silla de ruedas – esos son los menos y a los que realmente no les doy importancia Risa - sino porque no vivo sola en este mundo y tengo que convivir con otras personas que a veces demuestran CERO empatía, y que viven su vida sin importarle la vida del otro, demostrando egoísmo y CERO voluntad de hacer que las cosas funcionen para ambos lados. Es más, encima de hacer lo que se les da la gana sin importarle el otro, argumentan que “no hay que detener el progreso” (?). Y si, el progreso personal avasallando los derechos de los demás, obvio.

El tema es que a veces cuando no se hablan las cosas, cuando se “presume” que el otro piensa lo mismo que uno, o pretenden que el otro se haga cargo porque sí de algo que no le corresponde, cuando solo se piensa en uno, así es como las cosas no funcionan y empiezan los malentendidos.

También las cosas no funcionan cuando algunos juzgan que como uno tiene una "capacidad diferente” (palabras de mi vecino para referirse a mí en silla de ruedas y por lo cual nunca pensaría en hacer algo ¿? para perjudicarme), inmediatamente suponen que mi “capacidad diferente” (en este caso mi wheelchair/silla de ruedas) afecta mi capacidad cognitiva y creen que no puedo pensar y actuar como una persona “normal”. Y si, convengamos que algunos de los que caminan se creen normales y funcionales, y a veces los que tienen “capacidades diferentes” y actúan prejuzgando y menospreciando al otro son ellos.

Todos tenemos derechos y obligaciones. Es una condición sine qua non para convivir en una sociedad.

El tema es que esos derechos y obligaciones, si estamos en igualdad de condiciones, son normas que sí o sí deben seguirse para no terminar en un caos.

Ahora, cuando por hechos fortuitos como un accidente en mi caso, o enfermedades congénitas o cualquier cosa que limite a una persona y ya no goce de esa “igualdad de condiciones”, tenemos que aprender a usar la empatía y la solidaridad para lograr una convivencia civilizada. Es más, hay leyes que se han creado para que cuando no seamos “iguales y normales” podamos convivir y lograr eso que denominan inclusión, es decir, ser parte de la misma sociedad, tanto los “normales” como los que tenemos “capacidades diferentes”.

Lástima que a veces eso no ocurre y la solidaridad y la empatía (ponerse en el lugar del otro) brillan por su ausencia, y ahí es cuando empiezan los “problemas” de convivencia, sobre todo cuando se trata de vecinos.

Estas 3 semanas que pasaron han sido bastante complicadas en cuanto a la convivencia con mi vecino. Y lo más triste es que todavía me quedan unas cuantas semanitas más.

“No se puede detener el progreso” (?) le dijo mi vecino al autor de mis días cuando se puso a remodelar su casa.

Todo bien, es su casa, que haga lo que quiera. Pero el tema es que pegada a su casa está MI casa, compartimos una pared (varias paredes), ¿y la verdad?, esas paredes son tan “permeables” al sonido que a veces parece que no existieran. Pero bueno, hace 8 años que convivimos de buena manera, siendo empáticos y “soportando” el estilo de vida de cada uno.

Abro paréntesis.

Debo reconocer que no somos una familia muy “normal” (?). Nos reímos fuerte, hablamos hasta por los codos, a veces levantamos el tono de voz, a veces ponemos la música fuerte cuando no están, Felipe – nuestro pastor alemán – ladra cuando hay alguien cerca y lo hace en sonido estéreo surround así que todo el barrio sabe que está ladrando; y… bueno, si, a veces los vecinos se enteran de lo que hablamos, cuando queremos que se enteren, más vale. Ligón 

Eso sí, tenemos nuestros días de total silencio como monjes de templos budistas que hicieron un voto de silencio, y tenemos nuestros días en que cuando estamos todos juntos, se nota. Burla 

Pero ojo ¿eh?, somos casi seres humanos que dormimos de noche y que el horario en que todo está en silencio oscila entre las 22:30 y 23 hs. Que los chicos van a la escuela de lunes a viernes de 8 a 13 hs; que en el horario de la siesta no hacemos ruido porque si bien no dormimos la siesta, sabemos que los vecinos si lo hacen, o sea, respetamos el derecho de dormir la siesta del otro aunque nosotros no durmamos la siesta. Estamos sentados en la compu la mayor parte del tiempo. Los chicos hacen las tareas del colegio, tienen sus actividades extracurriculares, salen a la casa de sus amigos, y cuando escuchan música lo hacen en sus teléfonos o en sus MP3 con los auriculares puestos (las que escuchamos la música fuerte somos mi Little Sister y yo, je Desternillado de risa, cuando estamos solas o cuando limpiamos).

Así que digamos que somos casi seres humanos Burla y hacemos una vida normal. Guiño

¿Los vecinos? Los vecinos…, están. Sé que vienen a dormir, que salen a cada rato, que se van casi todos los fines de semana en su motor home;  que se vayan o no, sacan su cuatriciclo y lo aceleran y después salen cual pista de motocross los sábados a las 9 de la mañana cuando estamos todos durmiendo. Y si, de lunes a viernes nos levantamos a las 6:50 todos los días. Tienen un nene de 6 o 7 años (para que vean lo enterada que estoy, je), una perrita que llora y ladra cuando la sacan al patio (no lo hacen seguido, menos mal Lengua fuera), ¿y qué más? ¡Ah!, hacen asados y nos llenan de humo y olor la casa pero bueno, el que tiene plata hace lo que quiere. Nota: Cuando nos entraron a robar llamaron a la policía, si, y mientras tanto miraban por la ventana como destrozaban puertas y ventanas de mi casa, y me escuchaban gritar y pelear con los chorros.

Cierro los paréntesis.

El tema es que hace 3 semanas en lo de mi vecino empezó lo de “no se puede detener el progreso”, entiéndase remodelar la casa. Ese progreso implica que estén meta golpear paredes, taladrarlas, darle martillazos como para que confiesen algún crimen o para que digan (?) si tienen escondidos entre sus ladrillos un cuerpo, algo, no sé.

Los albañiles empiezan a las 8 de la mañana, paran a almorzar a las 12 y a las 14 vuelven.

Hace una semana que disminuyeron el ritmo de trabajo (más abajo se enteran porqué), pero hasta que pararon, vuelvo a repetir, la rutina consistía en golpear con el martillo, taladrar sin piedad los muros, parecía que estaban torturando la pared, el piso, el techo, toda la estructura edilicia había sido encontrada culpable de algún crimen y era obligada a que confesar qué tenían escondido entre sus ladrillos a puro golpe.

¿Me avisó mi querido y adorado vecino que iba a empezar con esas remodelaciones, que iba a perturbar la paz con sus ruidos y golpeteos en todas las paredes que compartíamos desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde?

No, ni ahí...

Ni siquiera vino al menos a decirme: Che Ivana, voy a reformar mi casa, preparate que van a hacer mucho ruido.

Nada, ni una palabra.

Cero empatía. Cero buenos modales. Cero respetar la convivencia. Cero comportarse como buen vecino y al menos tener la decencia de avisar que iba a perturbar la paz del vecindario.

No soy naif, sé que mi vecino tiene el “derecho” a hacer en su casa lo que quiera, pero al menos debería haber pensado en avisar lo que iba a hacer, avisar que se venía “el progreso” y que no podía detenerlo, avisar que ese progreso iba a ser MUY, pero MUY ruidoso.

Me supongo que pensó que como era SU CASA, los ruidos iban a ser escuchados SOLAMENTE en su casa y que los vecinos ni nos íbamos a enterar del “progreso”; que no íbamos a escuchar el martillo y el taladro horas y horas contra la pared que da a mi living de lunes a viernes de 8 a 12 y de 14 a 18; que no íbamos a despertarnos sobresaltados los sábados a las 9 de la mañana por los golpes y el taladro que usaban para hacer confesar a esas pobres paredes vaya a saber qué crímenes se suponían que habían perpetrado. (Esos sábados sagrados que usamos para dormir un rato más porque TODA la semana nos despertamos a las 6:50 y no dormimos siesta).

Pero eso no es todo. Surgieron otros “inconvenientes” mientras remodelaba la casa, como descubrir que los cables de mi medidor de luz pasan por la pared de su casa y que según él, podría haberlos cortado y haberme dejado sin luz, total, es SU CASA. Decir (aunque ahora lo niega) que teníamos que hacer si o si algo porque el no podía parar la obra y que por supuesto los costos debían correr por nuestra cuenta. Ante tal planteo, y para evitar el inútil derramamiento de sangre me puse a ver cómo podía solucionar el “inconveniente” que detenía “el progreso” de mi vecino. El tema es que después me vine a enterar que por el tipo de construcción del barrio, al estar las dos casas “unidas” por un muro que se denomina de “uso común”, cualquier refacción o remodelación debe ser tratado por los vecinos que comparten ese muro y si ocurre algo, el vecino que está haciendo la refacción o remodelación debe hacerse cargo del “inconveniente”.

La cosa es que le pedí ayuda a un amigo que no solo me asesoró, sino que demostró empatía, se puso en mi lugar y me dijo que no me preocupara, que él iba a encargarse personalmente del “inconveniente” que surgió con el vecino de la casa de al lado (parece un nombre de telenovela Burla). Lo interesante es que con mi amigo no nos veíamos desde que terminamos la secundaria y nos reencontramos hace un mes cuando festejamos los 25 años de habernos recibido como técnicos electromecánicos. Apenas le dije que tenía un problema, se vino a casa a la hora de haberlo llamado, le conté como venía la mano, salimos y dimos la vuelta hasta la casa del vecino, revisamos el “inconveniente” y me dijo que no me preocupara, que él se iba a ocupar de solucionarme las cosas. Y así fue Desternillado de risa, esta mañana me llama y me dice que había ido a hablar con mi vecino, y por lo que me contó, defendió mis derechos, salió a protegerme cual damisela en apuros y me dijo que no me haga más problemas, que él ya se había hecho cargo de todo. (No, no se deshizo de mi vecino, ¡ajajaja! Burla, aunque ganas no le faltaron, es bastante denso mi vecinito de al lado, je… Guiño)

Por suerte todo está casi solucionado. Solo resta esperar que se termine de una buena vez todo este asunto del “progreso” de mi vecino. Y ojalá dejen de  querer hacer confesar a la pared sus crímenes a puro martillazo y taladro. Es lo único que pido.

 

En fin…

Empatía. Convivencia. Buenos (?) vecinos. Qué triste descubrir que en mi vecindario eso no existe.

Say No More.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 20:50

16 de noviembre de 2012

Cuando se corta la luz…

bombilla

 

Lo interesante (?) de cuando se corta la luz es ver que de repente te quedás sin compu, sin tele, sin teléfono (si, mi teléfono de línea como es inalámbrico "anda" a corriente alterna, juas!) y es como que volviste en el túnel del tiempo a la época de las cavernas Burla.

Empezás a insultar en silencio (?) a los de la Cooperativa Eléctrica mientras cazás el celular y llamás a la guardia rogando que no se te acabe el crédito (llamás a un fijo y muere el crédito) para que te digan que bueeeno, que ahora toman nota porque sos la 1º que llama (porque fui más rápida que todo el pueblo, tuve ganas de decirle al chabón, ¡juas!).

Cuando terminás de "caer" que podés estar horas sin luz, empezás a hablar con los que están en la casa en ese momento. Y si, todos nos reunimos en el living como refugiados (?) porque nos quedamos sin esos aparatos tecnológicos a los cuales somos adictos, empezando por mi retoñor, siguiendo por mi sobri-retoñito y terminando por Little Sister y la que suscribe. Burla (Y si, sin energía eléctrica “muere” la PS2, la computadora de escritorio, y la laptop, que aunque tengas la batería llena – estaba cargándose justo y casi que terminaba - si no tenés luz no tenés internet y es como si no tuvieras nada Molesto).

Bueno, a lo que voy es que cuando se corta la luz nos juntamos y nos ponemos a hablar todos a la vez, nos reímos, seguimos vociferando contra la cooperativa y cuando queremos acordar, ¡¡¡volvió la luz!!! jereje11

Y entonces...., desaparecen todos como por arte de magia y sho quedo hablando sola como loca mala. CRAZY

 

crazy2  ¡Aaajajajaa!

 

 

 

Nota 1:

pclove Obviamente que este post lo escribí cuando volvió la luz Ligón y cuando pude abrazar mi laptop y decirle cuánto la extrañé en esos 20’ que estuve sin ella, y que ahora que caigo, en realidad es un él, porque se llama Sheldon (?). Burla

 

Nota 2:

seseee Che, siempre hablamos y nos reímos, no necesitamos que se corte la luz par hacerlo, ¡ajajaja! Es solo anecdótico y lo conté porque tenía que actualizar el blog. jerejejee

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 20:00

15 de noviembre de 2012

Después de “la calor”, viene el frescooor… (?)

Ayer literalmente me cociné. Hizo demasiado calor para mi gusto, más si estamos en primavera, cosa que el señor verano parece que no se avivó.

 

cashatee

 

Pero por suerte, lo que amo de mi Trelew y de mi Patagonia es que a veces, cuando “lacalor” es espantosa, la noche es “indormible” y pareciera que el sufrimiento (odio el calor, no sé si lo sabían) iba a seguir, amanece nublado y el viento patagónico fresquito hace acto de presencia volviéndome a la vida…

 

perrovientood8

 

No me importa la tierra (y eso que soy alérgica y me mata), no me importa NADA, mientras el vientooorrr siga soplando fuerte, el aire sea respirable y el día se mantenga fresco, yo seré feliz.

 

1 joraaca

 

 

 

¡Buen jueves!

 

 

bow_kiss7

 

 

 

ACTUALIZACIÓN de último momento.

 

 

DEJÓ DE CORRER VIENTO.

 

 

Maandy1

 

Y yo me muero bien muerta… ¡Así NO!  ejem-9

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 9:47
 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!