23 de julio de 2012

Mind Power – El Poder de la Mente

Esta mañana vi en la sección Noticias de mi perfil de Facebook esta imagen que la subieron en la página TU SALUD !!!

Hipocrates

Y puse en mi biografía cuando la compartí:

Ivana Carina ha compartido la foto de TU SALUD !!! Hace aproximadamente una hora

Ja, Don Hipócrates, dígamelo a mí... No solo las enfermedades eh?, yo sé lo que le digo.... ^_^

Mind power! EL poder de la mente. Querer es poder, sépanloNnn! Burla

Hace 10 años que lo vengo comprobando cada mañana cuando me levanto (doliéndome hasta el pelo, ¿y cómo?!) y me siento en mi wheelchair/silla de ruedas. No me vengan a mí con sonseras, juas! Desternillado de risa

(Diciembre, 31, cumplo 14 años del accidente, los primeros 4 años fueron de procesar y elaborar el duelo de toooodo lo que me pasó, después..., después vino lo de querer es poder.)

 

Si bien soy consciente de que hay enfermedades que por más que pongamos todo de nuestra parte no las podemos vencer, estoy más que convencida que hay ciertas cosas que nos suceden, ya sean enfermedades o no, que se pueden “vencer” si nos lo proponemos.

Algunos necesitaran ayuda externa (médicos, terapeutas, psicólogos, etc.), pero otros no tanto.

Y aclaro, siempre hablo desde mi punto de vista, desde lo que me tocó a mí pasar, de lo que estoy pasando, y de lo que seguramente pasaré.

Como puse en mi perfil de Facebook, hace 14 años que tuve el accidente. Las estadísticas estaban en mi contra, algunos médicos no me ni se tenían fe, otros pensaban que iba a quedar tan mal que a la larga me iba a morir igual… Pero hubo otros que hicieron su parte y me ayudaron a salir adelante.

Ahora bien, aparte de que los médicos hicieran su trabajo, quién tuvo que querer salir de ese estado calamitoso en el que había quedado aún sabiendo que iba a terminar en una silla de ruedas, quién tuvo que tomar la decisión de salir adelante, fui yo.

Mucho tuvo que ver mi fuerza de voluntad para salir adelante.

No dejé todo en manos de los médicos, dejé que Dios actuara (si, la Fe precede al milagro, Gente) y me puse la meta de salir adelante, no sin contar también con la ayuda de mi Retoñor, el viento bajo mis alas Sólo pensar en él hacía que las cosas que estaba pasando fueran más “tolerables”.

El conjunto, Dios, los médicos (enfermeras, psicólogas), mi Little Sister, mi familia, mi fuerza de voluntad y el querer salir adelante a pesar de todo, fue lo que me ayudó a estar acá sentada en una silla de ruedas, viva, feliz, con los problemas que tienen hasta los que caminan, con días malos y buenos, con dolores, con todo lo que conlleva VIVIR.

Habrá gente que no podrá salir de la cama porque está deprimida, gente que no valora lo que tiene o no encuentra la manera de encontrar ESO que le ayude a seguir adelante a pesar de lo que le esté pasando; hay de todo en la Viña del Señor, lo sé, no soy naif ni creo que todos pueden pensar y/o actuar como lo hago yo, que si bien a veces me siento “atada” a mi wheelchair/silla de ruedas, también me siento agradecida por estar en ella.

¿Cómo? ¿Qué dice esta crazy mujer? ¿Agradecida de estar en una silla de ruedas?

Si, al principio me preguntaba ¿por qué me pasó lo qué me pasó? Hasta que un día dije, y empecé a preguntarme, ¿para qué sobreviví? Algo tengo que aprender, algo tengo que hacer sentada en una silla de ruedas, algo que tal vez si caminara no lo hubiera hecho, no sé…

Todavía me sigo preguntando ¿para qué sobreviví? (Soy casi un ser humano, ¡ajaja! Burla).  Lo bueno es que ya he obtenido algunas respuesta, como por ejemplo:

Estrella Para criar a mi hijo Damián, mi retoño

Estrella Para darme cuenta que querer es poder.

Estrella Para comprobar lo que decía mi Madre: Más vale maña que fuerza.

Estrella Para descubrir el valor de las cosas. Si, para poder descubrir que si bien uno puede perder todo, en mi caso el caminar, mi mamá, mi casa, mi independencia, nada de eso importa demasiado (ok, muy en el fondo importa, ya les dije, soy casi un ser humano Burla) si tenés la bendición de mirar a los ojos a tu hijo, poder abrazarlo, poder pelearlo (es un adolescente rebelde sin causa como la madre Guiño), poder ver el sol, poder respirar… Si tenés esas y otras oportunidades…, lo demás es historia.

No digo que sea fácil, pero vale la pena intentar seguir adelante a pesar de todo.

No es fácil despertarte en una cama de hospital y no saber qué te pasó.

No es fácil que después de 20 cirugías te digan que nunca te vas a sentar, que nunca vas a caminar.

No es fácil enterarte un par de semanas después de que te estabilizaran - y de que “supuestamente” podías enfrentar la noticia -, que tu mamá falleció en el accidente cuando estabas convencida de que estaba viva, en otro hospital, pero viva.

No es fácil estar separada de tu hijo de dos años, a 1500 km de distancia, y no saber si lo ibas a volver a ver…

Nada de eso fue fácil Gente, pero valió la pena pasarlo, valió la pena luchar contra viento y marea para poder sentarme en una silla de ruedas y poder ver que tu pequeño de dos años ya es casi un hombre de 16 años, hermoso como la madre Sonrisa, inteligente, sabio (el dolor te hace sabio), un excelente hijo que supo como adaptarse a estar sin su mamá por casi 3 años y después a tenerla en una silla de ruedas.

Mind Power - El Poder de la Mente.

No podrá curar todo el poder de nuestra mente, pero hay muchas cosas que sí puede curar, que sí puede sobrellevar, que sí puede hacer para lograr que nos adaptemos a lo que nos pase, solo es una cuestión de actitud.

Porque como dijo William Shakespeare:

Ocurra lo que ocurra, aún en el tiempo más borrascoso, las horas y el tiempo pasan.

 

elcaminohacialaluz

.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 16:54

0 comentarios, dimes y diretes:

Publicar un comentario

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!