24 de febrero de 2012

Conmigo no, Telefónica. | #Speedy #Reclamo #Audiencia

Los que me leen hace rato, tanto acá en mi blog como por mi cuenta de Twitter o mi cuenta de Facebook, saben de las vicisitudes que padezco con @TelefonicaComAr desde siempre…

Si, desde que empecé con el blog allá por el 2007, a los pocos meses empecé a contar los “desplantes” Lengua fuera que me hacía y me hace esta compañía, la ÚNICA compañía que ofrece Internet por banda ancha, es decir con teléfono fijo, porque si bien no es gran cosa, hay alternativas para Internet móvil que brindan un par de compañías de teléfonos celulares en la zona donde vivo.

Digamos que es una relación amor odio. Pero porque no me queda otra.

Los técnicos cuando les llega la orden de trabajo para arreglarme speedy se agarran la cabeza. Es más, hay uno de los técnicos que es el que más viene a casa y me ha contado que sus compañeros le dicen: Ahí llamó “tu clienta”, andá vos. Lengua fuera

Tanto José, que así se llama mi técnico de confianza Lengua fuera, como los que tiran los cables y los que arreglan la parte “física” del servidor (cables, cajas, filtros) ya no saben de qué disfrazarse cuando vienen a casa, más que nada porque no me quedo callada y les digo lo que pienso. Y como les aclaro a ellos y a los chicos que atienden por Twitter y Facebook, el tema no es “personal” (cuack! Personal es una de las compañías de celulares Lengua fuera) con ellos en sí, si no con la compañía, o sea con Telefónica de Argentina. Pero bueno, ellos son la “cara visible” de la empresa y los que tienen que aguantar la ira de los clientes. Y debo confesar que como cliente soy muy iracunda y muy pesada, no solo porque soy gorrrda Sarcástico, si no porque no me quedo callada.

Amén de que pago el servicio, no me lo regalan.

Después de AÑOS de reclamos, de maltrato por parte de algunos de los que atienden el 0800, y de que NUNCA puedo disfrutar una semana sin que se me corte el servicio de #Speedy, decidí llevar las cosas a otro nivel y presenté una queja formal ante el organismo de Defensa del Consumidor de la ciudad de Trelew con una copia que mandé pagando de mi bolsillo el correo (es gratis el servicio postal pero tarda SIGLOS en llegar una carta que debe viajar 400 km) al ente regulador que es la Comisión Nacional de Comunicaciones, la CNC, que tiene la sede en la ciudad de Comodoro Rivadavia (a 400 km de Trelew).

Eso fue los primeros días del mes de Enero de 2012.

Hoy 24 de febrero tuve la “audiencia” con los de Defensa del Consumidor, así que paso a relatar los hechos. Guiño

A las 10 de la mañana tenía que estar en la sede de Defensa del Consumidor. Está en un 1º piso y para entrar al hall del edificio hay que subir un escalón de más de 30 cm. Yo llamé el día anterior para recordarles que al estar en silla de ruedas iban a tener que manejarse y ver que iban a hacer con la audiencia  que se realizaba en el 1º piso.

Llegué unos minutos antes de las 10 y como estaba fresco (si, por suerte me tocó un día espectacular) me quedé en el auto de mi amiga mientras mi hermana subía y veía que iba a pasar con al audiencia.

A los pocos minutos apareció Fabio (Inspector sumariante, que tul? Guiño), con quién tenía la audiencia, y nos pusimos a conversar. Todo al lado del auto. Igual era un trámite no más, porque los de Telefónica habían presentado un “descargo” que cuando lo leí, mi ira debe haberse visto reflejada en mi cara porque Fabio me dijo que me dejaba el papel para que lo leyera tranquila, que él ya volvía.

crazy2¡Aajajaja! Me imagino mi cara, es más fuerte que yo, se me nota enseguida cuando algo me molesta demasiado.

Bueno, mientras lo iba leyendo la ira iba despertando los instintos asesinos latentes en mí (si, soy muy buena hasta que dejo de serlo) y mi mente iba procesando las…, las cosas que habían puesto en ese “descargo”. Aparte, a pesar de que estaba iracunda y bastante molesta, por dentro me daba risa el ver que el que escribió la nota era un pobre tipo al que le pagan para evadir el “bulto” y confundir a los clientes de Telefónica. La cosa es que los de Telefónica no saben con quién se están metiendo. El que avisa no traiciona. Lengua fuera

Resumiendo, porque deben estar preguntándose (?) qué decía la nota, me informaban que me habían devuelto los días que no tuve speedy (algunos, no todos), que había otros que vendrían reflejados en las próximas facturas (no aclaraban en qué mes ni de que año) y que estaban “trabajando para solucionar el inconveniente”. Molesto

Vuelve Fabio. Le digo al pobre todo lo que pienso, si, pobre porque él es un intermediario en todo esto, y me explica los líos y la cantidad de denuncias que hay contra Telefónica de gente que hace semanas que están sin servicio (no tienen ni tono en el teléfono ni nada) y no tienen solución alguna.

Entonces quedamos en que tengo dos días para presentar mi descargo y así ellos (Defensa del Consumidor) pueden elevar la denuncia a la CNC, que supuestamente es el ente regulador y el que debería tomar cartas en el asunto.

Abro paréntesis.

De más está decir que desde que llegué estoy pensando… ejem-9

Mientras cocinaba pensaba como encarar el descargo.

Después de almorzar y hasta que llegó mi alumna estuve buscando facturas viejas de Telefónica y armando planillas con ayuda de mi Little Sister para comparar lo que ellos escribieron en la nota y lo que en realidad reflejan los números. Porque los números no mienten.

Cierro paréntesis.

Antes de terminar de charlar con Fabio de Defensa al Consumidor, me avisó que esto es largo, de 4 a 5 meses mínimo, y me volvió a repetir que tienen cientos de denuncias.

Si bien la paciencia no es mi virtud, después del accidente tuve que trabajar en desarrollarla y ponerla en práctica. Los huesos y las infecciones no se curan de un día para el otro, así que digamos que después de pelvis, rodillas y costillas fracturadas, desgarros, 21 cirugías, infecciones tanto en los huesos como en las heridas que tuve por todos (todos) lados, y el haber quedado en una silla de ruedas, puedo decir que algo de paciencia he desarrollado y que cuando se trata de defender lo que es mío y de hacer valer mis derechos, soy muy persistente y no me doy por vencida fácilmente. Me dijeron que me iba a morir, acá estoy. Me dijeron que nunca me iba a levantar de la cama y estoy levantada. Hasta me dijeron que nunca me iba ni a sentar en una silla, y acá estoy sentada en una silla de ruedas.

¿Tengo que esperar 4 o 5 meses? ¡Ja! Estuve internada casi 3 años (entre idas y venidas), soportando cirugías, infecciones, dolores y gente que me decía que no podía hacer cosas y que creían tener la verdad absoluta, y sin embargo acá estoy, vivita, feliz y sentada en mi wheelchair/silla de ruedas. Sonrisa

Así que las cosas están así, Gente, y debo confesar por como me pintaron el panorama voy a parecer Don Quijote de la Mancha luchando contra los molinos de vientos, pero estoy más que convencida de que tengo el derecho de exigir que me brinden un servicio como la gente.

Quiero disfrutar del servicio de Internet (#speedy) todos los días y a cualquier hora. Quiero que no se me corte speedy cuando estoy navegando por Internet. Quiero que mi hijo y mi sobrino no se pongan como locos cuando están jugando online y se les corte la conexión a Internet. Quiero tener #speedy todos los días y a toda hora.

Así que señores de Telefónica de Argentina no se crean que con una notita donde me dicen que me devuelven los días que no tengo #speedy (que NO son todos, les comento) y que están “trabajando para solucionar el inconveniente” me van a convencer, les voy avisando.

Conmigo no, Telefónica, conmigo NO.

 

Y si se ponen pesados…, bueno, tengo dos opciones:

Llamar a mis amiguitos…

 

Watchout

 

O recurrir a mis otros amigos…

 

wheelchair_mafia

 

¡Ajajajaa! crazy2

 

Y si Gente, me Río de Janeiro, no me queda otra…

Igual, entre risitas y risitas voy a seguir adelante con mi lucha contra los molinos de viento, ¡sépanlo! Guiño

Don Quijote de la Mancha

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 22:01

4 comentarios:

  1. Y sí, hay que seguirla, por lo menos para que sepan que uno no se resigna. Que les moleste.
    Ya te conté que hace unos años, por un problema de línea telefónica, sólo sentí que se preocuparon cuando hice la denuncia ante la CNC, y solucionaron el problema. Hasta ese momento, me bolu...ningunaban (ejem). Suerte, y que la espera no sea tanta.
    besos

    ResponderEliminar
  2. El problema es que es un monopolio y estás atrapada y sin salida y que el ente regulador no es tal, no cumple su función, pero bueno seguila nomás, total tiempo es lo que sobra y si todos nos quedamos quietos porque no pasa nada, menos va a pasar, yo por suerte lo pude solucionar cuando apareció un competidor. Suerte de todo corazón. Besos tía Elsa.

    Pdta. Envialo por carta de lectores a medios de alcance nacional eso ayuda más que toda la burocracia.

    ResponderEliminar
  3. No desistas , se puede ganarles , el xho en un tema menor lo hiso hace unos años, ( sin recurrir ni a la cnc , ni a los chochamus del dofon) se puede no desistas

    ResponderEliminar
  4. No hay otra empresa ahí?? tienen el coraje de llamarme todos los días para ofrecerme el servicio, la última vez les dije "con ustedes no vuelvo ni loca"..son un desastre..
    Seguísela hasta las últimas consecuencias!! chan chan!! jajaa
    Besos

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!