Trelew - Chubut

 

28 de abril de 2011

#Trelew: accesibilidad 0 (cero). Todo mal.

wheelchair_mafia-Para los que recién entran al blog les cuento que estoy en wheelchair – silla de ruedas – porque hace casi 13 años tuve un accidente automovilístico al cual sobreviví con todas las estadísticas en mi contra. Lo que no sabían las estadísticas es con quién se habían topado Lengua fuera, ¡ajaja!

Siempre digo que mi vida cambió “en un vuelco”. Literalmente.

Al darnos vuelta con el auto en la ruta ese 31 de diciembre del ‘98, no sólo perdí a mi mamá, si no que perdí mi estilo de vida funcional digamos (al quedar en silla de ruedas) y económico. Todo cambió. Todo.

Mi hijo de 2 años se quedó con el abuelo (mi papá) los dos solitos, y mi hermana menor con 24 años dejó su vida para estar “internada” conmigo en el hospital Fernández a 1500 kms, lejos de mi hijo, de mi casa, de mi ‘vieja vida’.

Pasamos por muchas cosas, todos, pero sobrevivimos.

Seguimos sobreviviendo. Aunque les confieso que el entorno conspira para que las cosas vayan de mal en peor, pero somos una familia que luchamos contra viento y marea y salimos adelante a pesar de todo.

Volví a casa después de estar un año y dos meses internada en el Fernández para tomar unas “vacaciones” (que duraron poco, 2 meses y medio no más) y cargar las pilas – como decimos acá – para regresar a las cirugías reconstructivas que me esperaban. No, un año y dos meses no alcanzaron para “armarme” del todo como dijera uno de los jefes de equipo a mi papá el día que me hicieron la 1º cirugía en el Fernández (venía trasladada de Bariloche, donde tuve accidente y ya tenía un par de cirugías encima) de casi 8 horas: “Mire Esteban, nosotros la armamos, después se verá si sobrevive”. Re gauchito el doctor, ¡ajaja! Lengua fuera

Entre idas y vueltas regresé del todo a casa en el 2002. Debería haber vuelto por un par de cirugías más pero después de 21 o 22 (ya ni me acuerdo, jajá, los años…), digamos que le escapo a ese panorama de quirófanos, médicos, dolores y angustias que pasé y no se lo deseo ni a mi peor enemigo, en serio.

Bueno, sigo. Todo muy lindo, mi nueva casa estaba en proceso de adaptación edilicia para que me desplazara con la silla de ruedas lo mejor que pudiera. (Tuvimos que vender la casa que construimos entre todos porque era un caserón y las circunstancias habían cambiado, si, mi vida había cambiado en un vuelco, recuerden). Logramos adaptar todo lo mejor que se pudiera. Hasta ahí joya. Guiño

El tema vino y viene, cuando tengo que salir de mi casa e intentar incluirme a la sociedad que me considera que no soy “normal” porque tengo la etiqueta de “discapacitada” solo por que en vez de caminar, ando en una silla de ruedas. Si, ODIO la palabra discapacitada, digan lo que digan. Echando humo

Y ayer fue otro de esos días en que salir al centro de Trelew es lo que llamo: una aventura.

Por acá post alusivo. Y por acá también, ¡ajaja! Lengua fuera Si leen los posts me ahorran varios párrafos, ¡sépanlo! Guiño Jeje.

Resumiendo, cosa que no es fácil para mí porque tengo el don de la INcomunicación Desternillado de risa, ayer mi pobre Little Sister sufrió junto a mí el título del post:

#Trelew: accesibilidad 0 (cero). Todo mal.

Si, todo mal gente. Rampas en las esquinas rotas por empezar, y para completar veredas intransitables, y no solo para los que andan en silla de ruedas, ¿eh?, ¡para todos!.

Y la musa inspirativa (bueno, inspiradora che… Lengua fuera) de este post es: La rampa del Correo Argentino inaccesible (los que viven en Trelew saben de que les hablo). 

Ayer tuve que ir sí o sí al correo. Como conozco el paño (sé como viene la mano), llamo, aviso que estoy en silla de ruedas y que necesitaba que me ayudaran a subir la rampa que está a 60º si es que no a 89º Echando humo.

Todo amable el que me atendió por teléfono me dijo que siiii, ¡qué no había ningún problema! Ja! Pobre… Sarcástico Recuerden que soy de huesos grandes y bien revestidos, muy bien revestidos, ¡ajajaja! Lengua fuera Si, soy gorda, ¿y qué? Guiño

Cuando llegamos al correo, la rampita que tienen para subir a la vereda estaba casi tapada por una señora camioneta 4 x 4 con el conductor arriba, lo más triste.

Siempre está un señor vendiendo diarios, que cuando me vio (no, no salió corriendo, ¡ajaja!) quiso ayudarme y justo salía el del correo (mi hermana había entrado a avisarles que estaba en la vereda) para hacer lo mismo.

Cuando vi la rampa bien, bueno, ahí empezó todo. Yo siempre la veía de paso cuando iba en el taxi o por la vereda de en frente (plaza) así que sabía que era inaccesible, pero cuando la vi de cerca casi me tiro de la wheelchair (silla de ruedas) antes de caerme o de que me tiren si es que intentaban subirme por ahí.

Obviamente les dije que ni en… (casi les digo ‘ni en pedo’ Lengua fuera) borracha subía por esa rampa, porque seguramente la iba o me iban a ayudar a subirla, pero cuando la bajara iba a terminar estampillada en la glorieta de la Plaza Independencia, literalmente.

kiosko

Esta es la glorieta de la Plaza Independencia que está en frente del Correo Argentino.

Maldije (que feo sonó eso, ¡ajaja!) el no haber traído la cámara de fotos. Y bueno Gente, venía de estar reunida con las ‘chicas’ de la Cooperadora desde las 8 am hasta las 9:45 am, así que llegué a casa y apenas alcancé a cambiarme para salir con mi hermana al centro antes de que se hiciera más tarde.

Obvio que les hice traer los papeles a la vereda para llenarlos con mis datos (menos mal que estaba hermosa la mañana otoñal Sonrisa) y cuando vino el empleado del correo para ver que era yo la que firmaba (¿?¿? ¡Y bueno!) me despaché con todo. Pobre, el hombre no tiene la culpa, así que después de escucharme, me contó que como ellos dependen del Correo Central (Buenos Aires) para reformar la rampa y hacerla realmente ACCESIBLE, lean lo que tienen que hacer.

  1. Buscar tres presupuestos detallando los gastos del arreglo.
  2. Mandar esos presupuestos a Casa Central en Buenos Aires.
  3. Ellos (Casa Central) los miran (y se toman su tiempo, seguramente).
  4. Eligen el más barato, obvio.
  5. Mandan la orden para que el que pasó el presupuesto más barato empiece con las reformas (que a veces significa que esa rampa a los 3 meses no sirve, posta, y eso lo digo yo porque al haber dado clases en una escuela donde se dictaba la carrera Maestro Mayor de Obras sé como viene la mano).
  6. Soportar los inconvenientes que trae aparejado hacer una obra de esa índole.
  7. Cuando logran terminar el trabajo, que ni les cuento que se toman su tiempo para realizarlo, el que lo hizo les da la factura para que la envíen a la Casa Central (Buenos Aires).
  8. Ahora, parece que el pago de esa factura lo mandan en el viejo y querido Chasqui (o el Pony Express) porque tardan: 90 DÍAS EN COBRAR EL TRABAJO DE LA REFACCIÓN DE UNA RAMPA.
  9. Conclusión: NADIE quiere hacer el trabajo. (Más vale)
  10. Ergo, nunca subiré la rampa del correo, o sea.

#Trelew: accesibilidad 0 (cero). Todo mal.

 

hr4_ne-curty

Y me voy a cocinar. Sigo a la espera del técnico de Speedy que dijo que venía a las 10 (son las 11:10). Hace dos semanas que estoy con problemas de conexión.

Telefónica de Argentina, otra a la que hay que poner en la lista de ACCESIBILIDAD 0 (cero). Hasta las rampas “virtuales” me sabotean, ¿pueden creerlo? Echando humo

 

¡Chau chau!

nubehappy

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 11:13

25 de abril de 2011

Querer es poder. Una vez más comprobado.

piani_1En casa somos muy musicales. Desternillado de risa

Mi papá en sus años mozos (¡qué antigüedad, ajaja!) andaba de Peña en Peña, cantando, entreteniendo a la tropa (¿? Ajaja! Lengua fuera Tipo Cantalicio Luna de Les Luthiers).

Mi madre, aparte de estudiar danza clásica y española, era una soprano de aquellas.

Mis abuelos maternos cantaban en una Agrupación Coral en San Juan, y mis tías también cantaban.

En la iglesia la música es una parte muy importante, no solo en los servicios religiosos, si no en la formación de coros (en los que he participado y he dirigido); y hasta como familia hemos cantado en conferencias y reuniones.

Digamos que la música es una parte muy importante en mi vida, en nuestra vida.

Y como no podía ser de otra manera, mi pequeño retoñor, mi hijo Damián, salió musical como la madre. Guiño Desde antes de nacer le cantaba siempre, y en mi panza “bailaba” cuando ponía una canción que me gustaba. Y es más, una vez fuimos con los chicos de la escuela donde trabajaba como profesora a una representación de danzas modernas en el Teatro de la ciudad de Rawson (la capital del Chubut) donde el artista utilizaba el Bolero de Ravel, yo estaba embarazada de 8 meses y literalmente Damián bailaba en mi panza; uno de mis compañeros (otro profesor) se mataba de la risa al ver como mi panza se movía al compás de la música. Un día, tendría semanas de haber nacido, en la tele empezaron a pasar un musical donde la pieza principal era el Bolero de Ravel y Damián giró la cabecita en el moisés hasta encontrar de donde venía la canción y se quedó extasiado escuchando… Guiño Hasta el día de hoy, cuando escucha ese tema lo reconoce y se ve que es algo que tiene archivado en su disco duro mental. Sonrisa 

Ahora, con sus 14 años y la adolescencia a pleno, los auriculares que tiene metidos en las orejas en todo momento, son una extensión de su cuerpo, ¡ajaja! Lengua fuera

Y hace rato que anda con el tema de que quiere aprender a tocar la guitarra. Ergo, quería que le comprara una. Así que ya había estado averiguando profesores, lugares donde enseñaban, precios… En fin, hizo la tarea mi chiquiiitoo…

Todo venía sobre ruedas (¡cuack! Lengua fuera), las cosas estaban bien, hasta que dejaron de estarlo, económicamente hablando.

Entonces, nos sentamos y nos pusimos a conversar - como siempre lo hacemos -, y le expliqué que yo lo quería mucho, que él era el viento bajo mis alas, pero que lamentablemente no podía comprarle la guitarra ni pagarle las lecciones.

Como buen hijo que es, me miró a los ojos y me dijo que entendía. Sonrisa

Le dije que si él encontraba la manera de seguir adelante con su idea de aprender a tocar la guitarra (siempre que no involucráramos money Triste en el medio), que yo iba a ayudarlo como pudiera.

Entonces se puso en campaña para lograr lo que quería. Y él ya sabe el lema que hay en casa:

QUERER ES PODER.

Y así fue que Dami, mi hijo, mi Retoñor, el viento bajo mis alas, comprobó una vez más que querer es poder porque consiguió que una amiga le prestara una guitarra criolla preciosa (el sábado fue a buscarla); ya había arreglado con una compañera del colegio que estudió guitarra, ir dos veces por semana - siempre y cuando no tuviera que estudiar o hacer tarea del colegio -, para que le empiece a enseñar algunos acordes y a cambio él le va a ayudar en las tareas de la escuela (mi vida…, aunque ya me veo dando lecciones de Matemática como trueque, ¡ajajaja!). Aparte por Internet ya encontró varias páginas que tiene lecciones para aprender a tocar la guitarra.

HAPPY17 ¿No es un SOL? Mi vida… Él se propuso buscarle una solución al problema y lo encontró, porque querer es poder, una vez más comprobado.

Ahora… ¡La que me espera! No sé Ya lo estoy escuchando al Retoñor con la guitarrita a cada rato “ensayando”. Lengua fuera 

Es más, mientras escribo este post está sentado frente a la otra computadora y se escucha como trata de “afinar” la guitarra mirando una de las tantas páginas que encontró por Internet. Guiño Encima me pregunta a mí, que de afinar cuerdas de guitarra sé, ¡lo que sé de chino mandarín! ¡Ajaja! Lengua fuera Bueno che, una cosa es saber cantar y/o dirigir un coro cuando tenés las partituras y el piano, y otra es saber afinar un instrumento, o sea. Guiño Ahora está vía Skype con su “profe” de guitarra, ¡aajajaa! Lengua fuera

Lo que resta saber es si tengo en la familia un Elvis Presley o un Palito Ortega…

Elvis-y-Palito

¡Ajajaa! crazy2

 

O un Amorsis House y su Hugh Laurie Blues

 

hugh-laurie-blues

 

shyW5

 

¡En fin!

Una vez más puedo decir que mi Retoñor es hijo e’ tigresa Lengua fuera, y que si uno quiere, puede.

good luck

 

¡Buena semana, Gente!

 

muack4

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 13:25

24 de abril de 2011

¡Cristo ha resucitado!

crucifixiondll_ Y el cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota; y allí lo crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en el medio.  Juan 19: 17 - 18

Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aún temes tú a Dios, estando en la misma condenación? Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; más éste ningún mal hizo. Y dijo a Jesús: Acuérdate de mi cuando vengas en tu reino.

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. S. Lucas 23: 39 - 42.

Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto había un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. Allí, pues por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús.  S. Juan 19: 41 - 42

El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro. S. Juan 20: 1

Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para  mirar dentro del sepulcro; y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras?  Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no se donde le han puesto.

María-Jesús_ Cuando había dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; más no sabía que era Jesús.

Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿ A quién buscas? Ella , pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tu lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.

Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella , le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro).

Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; más ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.   S. Juan 20: 11 - 18.

Y cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.

ascención.- Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.  S. Juan 20: 19 - 20.

Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿porqué estáis mirando al cielo?  Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Hechos 1: 10 - 11.

jesus

"Y Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá." S. Juan 11: 25

 

 

Gracias al conocimiento del Evangelio que me enseña acerca de la resurrección de Jesucristo pude aceptar la muerte de mi mamá en el accidente.

Debido a que Yo sé que Jesucristo dio su vida para vencer los lazos de la muerte, y que gracias a Su sacrificio cada uno de nosotros recibió por ello la gracia de resucitar, sé, sin ninguna duda en mi mente y ni en mi corazón que vamos a volver a la presencia de Dios, Nuestro Padre Celestial.

Yo sé que Jesucristo vive, que Él nos ama y que dio Su vida por cada uno de nosotros, y que aparte de resucitar,  si cumplo con los mandamientos y los principios que Él enseño, voy a poder vivir eternamente junto a mi mamá y a mi familia en los cielos tal cual como somos, como soy ahora, con el mismo cuerpo, pero perfecto, es decir que no voy a tener ni una mínima huella de este accidente en mi cuerpo, ¡¡¡y eso es maravilloso!!!

 

¡¡¡Felices Pascuas para todos!!!

 

 

Les desea Ivana Carina y Damián (Mi hijo, el Retoñor.)

 

 

A continuación les dejo un video con uno de mis Himnos favoritos que cantamos los domingos en la iglesia, especialmente el Domingo de Pascuas.

Se llama “Creo en Cristo”. La Letra es de el Elder Bruce R. McConkie, 1915-1985. © 1972 IRI | La música de Jhon Longhurts, n. 1940  ©1985 IRI | Interpretado en Inglés por el Coro Del Tabernáculo Mormón, pero abajo del video está la letra en español. Escúchenlo, no tiene desperdicio.

 

 

 

Creo en Cristo

Creo en Cristo; ¡Él es mi Rey!
Con todo mi ser lo alabaré.
Le doy gozoso mi amor
le cantaré con gran loor.
Creo en Cristo; Dios lo mandó.
Al mundo vino y enseñó.
A los enfermos el sanó
Y a los muertos levantó.

Creo en Cristo; me da sostén.
Nació de María en Belén.
Entre los hombres Él moró
y del pecado los salvó.
Creo en Él; la senda marcó,
y el reino del Padre heredó.
"Seguidme", Él nos manda ya,
a fin de ir do Dios está.

Creo en Cristo, el Creador;
lo alabaré con gran fervor.
Cimiento firme es Jesús,
y fuente de verdad y luz.
Creo en Cristo; me salvará
de Satanás me librará,
y viviré en paz y amor
en las mansiones del Señor.

Creo en Cristo, Hijo de Dios.
En adversidad oiré Su voz:
"El reino te concederé;
contigo siempre estaré".
Creo en Cristo, mi Salvador;
le acompañaré cuando en fulgor
a esta tierra vuelva Él
para reinar en Israel.

Letra: Bruce R. McConkie, 1915-1985. © 1972 IRI
Música de Jhon Longhurts, n. 1940  ©1985 IRI

sud jesus estatua

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 2:14

22 de abril de 2011

Abril no es mi mes, definitivamente.

rrraaabbiiaaaa

 

Otra vez mi hernia en el ano contra natura me hizo pasar las de Caín anoche. (Hernia que es secuela de una de las tantas secuelas que me dejaron el accidente que el 31 de diciembre cumple 13 años… ¿13 años ya? Qué lo tiró… Lengua fuera)

Antes que empiecen a preguntar si fui al médico, contesto que NO, porque en este mes es la 2º vez que me pasa (y la 4º desde el año pasado) y ya sé como contrarrestar los síntomas. Recuerden que estar casi 3 años internada en un hospital y visitar médicos por casi 13 años, he aprendido mucho con respecto a LO QUE A MÍ ME PASA, así que digamos que ya estoy canchera y sé exactamente qué hacer cuando me agarran estos episodios. Soy lo suficientemente consciente y responsable con mi cuerpo para saber cuando es realmente imperioso que asista al hospital público que es donde termino porque no tengo obra social. Aparte, para que sepan, es un suplicio acá en Argentina asistir a un hospital público, más en #Trelew porque están refaccionándolo y es, literalmente – y perdonen la expresión – un despelote .Echando humo

Aparte, les voy a contar lo que me pasó el año pasado cuando descubrieron que tenía una hernia y me mandaron a hacer un estudio para evaluar la secuela (ano contra natura) y en base a ese estudio, los médicos y cirujanos iban a ver para donde agarraban. Así que lo que viene a continuación es para que se den cuenta que aparte de visitar el hospital seguido, sepan lo que me pasa cuando me internan y que esa vez quedé acobardada hasta nuevo aviso. Si quieren leer el original está en este post del año pasado y es una parte que  llamé: mi pesadilla “colonial”. (Cuack! Ajaja! Por acá entenderán el chiste de pesadilla “colonial”)

silencioPara los que entran por primera vez, les cuento que debido a una de las secuelas que me quedaron del accidente que sufrí el 31 diciembre del ‘98, tuve que hacerme un estudio para evaluar ciertas partes afectadas por la fractura expuesta de pelvis (entre otras cosas), así que me internaron el miércoles (15/09/2010, les estoy contando lo del año pasado Lengua fuera) por la tarde y el jueves a la mañana supuestamente me hacían el estudio. Pero hubo algunas complicaciones y lo dejaron para el viernes. El problema fue que el viernes, antes del estudio, se “olvidaron” de anestesiarme (habrán creído que como cierta parte de mi organismo no lo “uso”, estaba medio muerto…) y resultó UNA PESADILLA a lo Freddy Krugger y sus manos con cuchillas mientras realizaban el procedimiento; y como mis gritos se escucharon a 100 km a la redonda, desistieron a la mitad del estudio y me dijeron que lo dejábamos para el lunes, donde ahí si, los muy infelices me iban a anestesiar y poner antiespasmódicos para poder realizar el estudio donde conocerían mi “interior” (y me acuerdo de la canción – que nada que ver - de Les Luthiers “Conozca el interior”, jajá!).

Así que me tuve que quedar todo el finde internada en el hospital para “guardar la cama”, porque me querían dar el alta el mismo viernes, pero decidí que no, que mejor me quedaba y terminaba con la pesadilla de una buena vez por todas…

[En el medio cuento que me llevaron la laptop pero no tuve conexión así que fue otra razón para ponerme más loquita de lo que soy. Lengua fuera]

El lunes me hicieron el estudio OTRA VEZ (recuerden que esto me pasó el año pasado en Septiembre 2010, aviso por si no se acuerdan que lo aclaré al empezar el post Lengua fuera) después de haber pasado tooodo el finde internada. Esta vez fue doloroso pero no tanto gracias a la cantidad de diazepam (Valium en cantidades industriales para que me calme, pero no ayudó, ¡sépanlo! Echando humo)  que me pasaron por la vía (suero) y que todavía me dura el efecto paz y amor… (Ajajaja!). Así que sobreviví, una vez más, al estudio y a la desconexión gracias a my Little Sister que me trajo en su mp3 todas las series que tenía guardadas en mi compu. [Por cierto, ¡me morí de hambre! Sopa (caldito), gelatina y te durante 4 días… Sin palabras.]

Ahora tengo que esperar los resultados del estudio (que por lo que iba escuchando, no me gustó nada de nada lo que iban encontrando porque me sacaron muestras de tejido – pedacitos del intestino - para examinar). Cuando tenga los resultados sabré si me operaran (cosa que creo inevitable) y cuando será la intervención (o las intervenciones, porque yo soy de las que hago 2 x 1, ¡jajá!).

Ok, volvimos al 2011. Desternillado de risa

No, no me dieron los resultados (tampoco los pedí, o sea..), mi médico me aclaró la última vez (me agarró otro episodio hace dos semanas) que si seguía así, dieta estricta y al quirófano. Aunque #confieso que me parece que termino en el quirófano de una. Decepcionado

Pero bueno. Mientras pueda voy a evitar médicos, la anestesia, los cirujanos, la cirugía (que sería la número 22 y me quedan, aparte como 3 más Molesto), el hospital, y seguiré disfrutando de mi vida como hasta ahora (aunque los dolores y la fiebre no es algo que disfruto, sépanlo, ¡ajaja! Lengua fuera).

Por ahora estoy en reposo, un rato en la cama, un rato en la wheelchair (silla de ruedas). Trato de tomarme la situación con calma y dejaré que pase el fin de semana largo (Pascuas) y el lunes decidiré que hacer.

Desde ya agradeceré sus consejos de ir al médico pero sepan que como buena leonina rebelde sin causa y mal arreada, no me gustan que me digan lo que tengo que hacer aunque tengan razón, ¿eh?

loquequiero

Ni importa! Voy a hacer lo que yo quiera! (Traducshion ivanezca Lengua fuera)

¡Ajajaja! crazy2

 

Aparte sepan que tengo a mi Little Sister que va a ser la 1º que me agarre de los pelos y me lleve al hospital si ve que las cosas pasan de castaño a oscuro. Ella estuvo “internada” conmigo durante un año y dos meses cuando apenas tuve el accidente y es la que sabe tanto o más que yo sobre como actuar cuando me pasa algo referido a mi accidente. ¡No saben lo que era en el Hospital Fernández peleando con los médicos, ajaja! Risa La veían llegar al office (donde estaban los traumatólogos) y agarrate Catalina. O era la que rastreaba a los jefes de equipo (El Doctor Comando la llamaba ‘perro e’ sulqui'’, ¡juas! Lengua fuera) y hasta que no los encontraba no paraba. Así que ella, que me conoce mejor que nadie, sabe hasta donde “aguanto” y sabe definitivamente cuando debe agarrarme de los pelos y llevarme al hospital. Guiño

En fin. Paciencia. Desternillado de risa

 

Bueno Gente, que pasen un lindo fin de semana y:

 

¡Felices Pascuas!

 

pascuas_f

winkW6

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 16:23
 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!