Trelew - Chubut

 

10 de junio de 2011

Mi hijo, el viento bajo mis alas…

Este post fue escrito el día 3 de Noviembre de 2008. Siempre digo que si no fuera por Damián, mi hijo, yo no estaría acá. Uno hace todo por los hijos, incluso vencer la muerte o al menos darle batalla…

Sé que es repetido el post pero por suerte este es mi blog y lo repetiré las veces que quiera. Lengua fuera Edité la edad, antes decía 12 años.Sonrisa

Enjoy! Guiño

 

Muchas veces…

Al saber que los pronósticos de cómo iba a quedar por las secuelas del accidente no eran muy alentadores...

Al pensar que iba a ser de mi vida a partir del momento en que saliera del hospital en una silla de ruedas...

Al no estar seguros los médicos de que las cirugías fueran del todo efectivas y que corría el riesgo de entrar al quirófano y no salir...

Muchas veces…

Cuando el dolor era tan fuerte que mi mente solo quería que parara y si ello requería que dejara de vivir, les aseguro que lo pensaba...

Cuando me despertaba cada mañana en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Fernández, y me venían a sacar sangre, a hacer radiografías, a revisar cada herida, cada hueso, cada lugar de mi cuerpo que había sido afectado por el accidente, yo pensaba que ni a mi peor enemigo le deseaba ese tipo de dolor y sufrimiento.

Cuando parecía que las infecciones en mis huesos se habían ido, pero de repente aparecían en otros huesos y en otros lugares.

Cuando llorando, preguntaba a Dios:

"¿Por qué a mí?"

Cuando cada día parecía tan gris que nada importaba.

Mi mente, que es un arma muy poderosa, entre esa nube de desesperación, de angustia, de dolor…, buscaba en mi memoria algo a qué aferrarme, algo que me diera la esperanza y la fuerza para seguir adelante a pesar del dolor, de la impotencia....

Y entre esa maraña de sensaciones y pensamientos raros, aparecía un pensamiento que podía sobresalir por sobre todos los demás.

Un pensamiento que hacía que mi mente y mi corazón se pusieran en sintonía y que buscaran la manera de sobrellevar todo eso que me estaba pasando, que parecía que nunca iba a terminar....

Un pensamiento que me volvía a la realidad, pero no la que estaba viviendo en ese preciso momento, si no a una realidad que podía hacer funcionar mi fuerza de voluntad a su máximo poder....

Y muchas veces cuando parecía que todo era desesperación y dolor....

Aparecían en mi mente un par de ojos castaños brillantes, una naricita perfecta, un pelo suave como de terciopelo, unos hoyuelos perfectos al lado de una boca perfecta que esbozaba una sonrisa perfecta....

Mi hijo.

Por él y para él tenía que salir adelante, tenía que vencer el dolor, vencer la desesperación, aguantar lo que venga… Y sobre todo tenía que pensar que si yo no salía de ahí, si yo no me sobreponía a todo lo que me estaba pasando y lo que tendría que pasar, tal vez nunca más iba a poder ver ese ser perfecto que había nacido de mí, a ese ser pequeño y hermoso que cuando me decía mamá  y se reía con esa risa diáfana y ruidosa de bebe, me derretía y me hacía sentir la mujer más feliz del mundo.

Y hoy, después de 14 años de estar al lado de ese perfecto retoño que me hace la mujer más feliz del mundo, puedo decir, como el título de la canción:

Él es el viento bajo mis alas....

 

El viento bajo mis alas
Debe haber hecho frío allí en mi sombra,
para nunca tener el sol en tu rostro
Te hacía feliz dejarme brillar, ése era tu estilo,
siempre caminaste un paso por detrás

Yo fui el único con toda la gloria,
mientras tú tenías toda la fuerza.
Una hermosa cara sin nombre durante tanto tiempo
una hermosa sonrisa para ocultar el dolor

¿ Te dije alguna vez que eras mi héroe,
y todo lo que yo quería ser?
Puedo volar más alto que un águila,
porque tú eres el viento bajo mis alas

Puede ser que pases inadvertido,
pero lo tengo todo en mi corazón.
Quiero que sepas que conozco la verdad, claro que la sé,
no sería nada sin ti.

¿Te dije alguna vez que eras mi héroe
Eres todo lo que deseo poder ser.
Puedo volar más alto que un águila,
porque tú eres el viento bajo mis alas

Vuela, vuela, vuela lejos,
me haces volar tan alto.
Vuela, vuela,
tan alto contra el cielo, tan alto que casi toco el cielo.
Gracias, gracias, gracias Dios mío por ti,
el viento bajo mis alas.

Bette Midler.

 

 

 

 

Y una perlita.

Cuando regresé la 1º vez del Hospital Fernández (Bs. As.) después  de estar14 meses internada por el accidente, y que a mi Retoño solo me lo llevaron 3 veces durante ese lapso de tiempo (la última vez había sido en noviembre del ‘99 y yo regresé en Febrero del 2000) pasó esto:

Estábamos sentados a la mesa esperando que nos sirvieran el almuerzo cuando de repente mi hijo con sus 3 años y medio me dice:

“Mami, escuchá… (poniendo mi mano sobre su pecho) Mi corazón dice que está enamorado de vos…”

Y morí de amor…

heart6

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 12:55

13 comentarios:

  1. Que son los hijos si no el viento bajo nuestras alas??
    Por ellos la vida, es así, sin vuelta de rosca.

    Hermoso, da para REPOSTEARLO cuantas veces quieras!!!!!!


    Cariños y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. siempre haciendome llorar che!, sabes que recuerdo, alguien muy querido para mi, me vino a confesar que le quedaba poco tiempo de vida, era una mujer sabia, buena, de lo mejor que conoci en la vida, me puse a llorar y le dije, porque, porque a vos que sos
    tan maravillosa! y ella me dijo, y porque a mí no?.
    aun lo recuerdo y se me saltan las lágrimas.
    Sigo pensando que porque a ella sí y a la vez pienso, y porque a otro tambien. Es todo muy complejo.

    Bueno, me puse dramatica y no quiero, felices cenizas volcanicas, para el retoñor y familia.

    ResponderEliminar
  3. “Mami, escuchá… (poniendo mi mano sobre su pecho) Mi corazón dice que está enamorado de vos…”


    pedazo de frase, como para olvidarla.

    Siempre la llevarás en tu corazón, es una de las frases mas hermosas que escuche o leí, sencilla pero dicha con el alma.

    ResponderEliminar
  4. Cómo no ibas a morir de amor! es un divino, es una frase salida directamente del corazón..
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hermoso Ivy! hace poco que te empecé a leer así que es maravilloso que lo hayas posteado otra vez porque además de ser un relato conmovedor seguramente le va a servir a otra gente, besos y fush fush a las cenizas

    ResponderEliminar
  6. Lo he leído y releído yvuelto a leer y no por eso dejo de ser una admiradora tuya, repetilo las veces que quieras, yo siempre estoy con los ojos dispuestos p'a la lectura.

    Dicen los sicólogos que las mujeres tenemos varios amores, uno de esos amores son los hijos . . . y como no enamorarse de ese: "cucha, mami...es mi corazón" . . . derrite a un témpano y no da fuerzas para pelearnos con los dinosaurios, vivos!!!!!


    Buena ssemana

    ResponderEliminar
  7. Sos un ejemplo Ivi! Siempre lo decimos con VIERNES. Y acá lo demostras, demostras una humildad que hace pensar en los demás antes de pensar en vos. Tu hijo debe estar más que agradecido (ni hablar que me derreti con lo de los holluelos).

    Feliz dia del escritor!

    LUNES

    ResponderEliminar
  8. lo que no se es como no te moriste de amor en ese instante!!!

    He estado algo alejada del blog,pero mas menos he vuelto.

    Besos Ivy!!!

    ResponderEliminar
  9. Qué lindo!! Me llamó la atención el nombre del blog..por eso hoy te empiezo a seguir. Me han pasado y me están pasando cosas...y una de las cosas que ya ha quedado en las postergaciones es la de tener un bebé,gestarlo ...parirlo...quizás adopte..quien sabe. Mucho gusto!!!Saludos desde Olivos ,Buenos Aires...

    ResponderEliminar
  10. awwww yo también morí de amor con su frase!! feliz cumpleaños para los dos!!

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!