Trelew - Chubut

 

9 de marzo de 2011

El tiempo pasa… ¡Qué lo tiró de las patas, che!

picture29 Ya saben, pero si no se enteran, que en este blog no solo escribo de mi “nueva vida”, la que adquirí después del accidente, si no que también escribo sobre el viento bajo mis alas, mi hijo Damián, aka el Retoñor.

Siempre digo que de no haberlo tenido en mi vida me hubiera dejado morir en Terapia Intensiva para dejar de sentir los dolores del alma y del cuerpo… Pero de solo recordar que tenía a mi pequeño retoñito de 2 años vivo, porque lo cambié de auto un rato antes del accidente, hizo que soportara meses internada en el hospital – que se convirtieron en años -, y cirugías (21 y contando) a 1500 km de casa.

Me acuerdo que estaba en Terapia, ya llevaba unos meses ahí, cuando lo llevaron al Fernández para que me visitara. Nunca voy a olvidar que le pusieron una silla al lado de la cama, se subió, me agarró la mano y solamente me miró… Listo, todos los dolores y la angustia desaparecieron por arte de magia mientras él estuvo ahí…

De más está decir que a las pocas semanas me trasladaron al piso de Traumatología y todos decían que era un milagro que estuviera viva y lúcida. Hasta le llegaron a decir a mi Little Sister: Traé más seguido a Damián que tu hermana renace cada vez que lo ve.

Y fue así, cada vez que mi hijo fue a visitarme el 1º año que estuve en el Fernández, yo mejoraba y vencía infecciones, dolores y angustias… Es más, la última vez que fue, yo había tenido complicaciones serias con una de las cirugías, la de pelvis, y me dijeron que nunca me iba a sentar, que siempre viviría acostada en una cama. Justo un amigo de la familia viajaba a Buenos Aires y me preguntó si dejaba que Damián viajara con él en avión, pasaje ida y vuelta pagado, ya que tenía un seminario esa semana y con gusto llevaría a mi hijo para que me visitara.

En esa época había pasado lo del accidente del avión de LAPA, y medio que el miedito se hizo presente, pero mi hermana me lo sacó de un plumazo, ajaja, y mi Retoñito viajó a visitarme.

Estuvo 3 días, iba un rato a verme (tampoco el hospital era un lugar para un bebe de 3 años), se subía a la cama, se recostaba a mi lado a ver la tele y a comerme la gelatina, ¡ajaja!, ¡y hasta decía que era rica!. Hasta el día de hoy se acuerda de lo rica que era la gelatina hospitalaria… La alegría duró poco, había llegado el jueves y se fue el sábado.

El lunes me desperté y le dije a mi hermana: Me voy a sentar, ¿me ayudás? Ella me miró y me dijo: Si vos te animás…

Así que hice de tripa a corazón (me dolía hasta el pelo, en esos años era puro dolor, pero no la canción, jeje) y con la ayuda de Little Sister me senté.

Y no solo me senté al borde de la cama, si no que me pasé a la silla de ruedas que se utilizaba para bañar a los pacientes y me bañé sola, después de casi 1 año de estar en una cama, me senté y me bañé.

Ya ven, a pesar de que los médicos me dijeron que nunca me iba a sentar, me senté.

Cuando se enteraron los médicos, le dijeron a mi Little Sister: Traé al hijo de tu hermana más seguido, ya ves, él viene y tu hermana avanza en la recuperación a pasos agigantados…

Y así fue. Eso pasó en Noviembre del ‘99 (estaba internada desde el 6 de enero del ‘99) y en Febrero del 2000 me mandaron a mi casa. Después volví en Junio, me fui en Noviembre (‘99), un año sabático (2001) y la última vez que estuve en el Fernández fue desde Febrero de 2002 hasta Noviembre de ese año.

Justo en el 2002 mi hijo empezaba el Jardín de Infantes, pero yo si o sí tenía que viajar a operarme la rodilla (me pusieron una rodilla nueva, ajaja!), así que no podía faltar a la cita con mis doctores.

Igual tenía muchos años más para estar con mi Retoño.

Hoy, 9 de Marzo del 2011 mi hijo empieza el 3º año de la escuela secundaria.

¿Dónde quedó mi chiquiiiitoo?   jijiji1 El tiempo pasa… ¡Qué lo tiró de las patas!

Nos levantamos temprano, él antes que yo (aparte me dijo que no había dormido mucho, estaba desde las 4 medio despierto), bajó mientras estaba todavía en mi habitación y me saluda. Le pregunto si le hago el desayuno, y me dice:

Si Má, vos hacés más rica que yo la chocolatada.

Y morí de ternura…

Igual mucha ternura no me deja demostrarle, ¡ajajaa!, 14 años, adolescente full time, 1,78 m, así que ya no es mi retoñito chiquito, ese que me decía que su corazón está enamorado de mí… (porque todavía debe estar enamorado de mí, ¿verdad? Jaja!).

Terminó de desayunar, se preparó, y antes de salir me dió un beso… Bueno, se agachó para que yo le diera un beso, ¡ajaja!. Y si, aunque no estuviera sentada en mi wheelchair, igual se tendría que agachar para que le de un beso, él mide 1,78 m y yo 1,60 m, o sea…

Repito, el tiempo pasa… ¡Qué lo tiró de las patas, che!

 Retonio- y yo crazy2Mi retoño, cuando todavía dejaba sacarse fotos con la mami, ¡aajajaja! Aparte si llego a poner una foto de él ahora, me demanda, ¡ajajaja! Y si, él es muy bajo perfil Gente, nada que ver con la madre leonina en eso, ¡jajaja!

 

Love_1

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 10:35

7 comentarios:

  1. Cada vez que leo por todo lo que pasaste me hacés lagrimear.Siii, soy cabrona, pero sensible jajaa
    Por el Retoñor, perdón , por Dami, cualquier cosa!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Sos un solcito Ivy!!

    besote para vos y para tu retoñor crecidito!!

    ResponderEliminar
  3. No hay duda linda que tu retpño obro milagros, está comprobado que tener una razón para vivir mejora al paciente. Y vaya si tenias motivo para luchar. Lástima que el tiempo corre y corre y ellos crecen, a mi tampoco me queda mucho de mi Dami para darle besitos y abrazos (por eso ahora mesmo voy y me lo morfo a besos). Muy tierno tu post! Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  4. @Julieta: No me shore Mi Julieta!
    Usted en el fondo es buena, vio? jajaja!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  5. @tia elsa: Tal cual, mi Retoñor obró EL milagro =)
    Aprovechá a tu Dami, dale besotes y abrazotes que en cualquier momento te dice: Maa, dejame vivir...
    Ajajajaaa! O "No seas pesada!" Jajaja!
    Aunque te diré que a pesar de su adolescencia, todavía, cuando lo agarro de buen humor, me deja abrazarlo, sobre todo lo agarro cuando está sentado en la compu, ajajaa! No tiene escapatoria el pobre...
    Encima soy reeee pesada, lo confieso, jajaja! :P
    Besotes Tía Elsa de mi corazón!

    ResponderEliminar
  6. ivana.......los hijos son la mayor fortaleza que puede existir sobre la tierra ! ! !
    eres admirable ! ! !

    por cierto.....tienes msn ???.......

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!