Trelew - Chubut

 

30 de junio de 2010

Siguiendo la corriente…

No se crean que vivo en una burbuja, bueno, si, pero que estoy consciente de lo que sucede alrededor…

1burbuja

Y si, no solo tengo un hijo varón, si no que tengo a mi sobrino y al autor de mis días rondando alrededor de mi burbuja.

Aunque no lo haya mencionado mucho en el blog, en mi casa se sigue el mundial religiosamente, y más cuando juega Argentina, ¡obvio!

Por eso lo de seguir la corriente… No me queda otra, jajá!

Desde que empezó el bendito mundial, #yoconfieso que de los 4 partidos, dos me la pasé durmiendo, el 3º lo escuchaba, seee, porque yo estaba en la compu en el escritorio y en el living estaban los chochamus viendo el partido, y el 4º, estaba en el living con todos, pero estaba mirando la laptop y solo “pispiaba” de vez en cuando, así que cuenta como que lo estaba escuchando, ajaja!

El tema es que en mi casa me han multado y me han dicho que ni se me ocurra “instalarme” a ver el partido propiamente dicho, es decir sentarme exclusivamente a verlo, porque no vaya a ser que perdamos…. Aja jajá!

Y si, no soy muy “cabulera”, pero por las dudas vamos a seguir el rito a pesar de que el pulpo maldito vaticinó que Alemania iba a ganar el próximo partido en los ¿octavos?, creo, ajajaja!  ¿Ven? Ni idea que estamos jugando…

Así que por las dudas seguiré la cábala y hasta me pondré un atuendo apropiado…

 

catblack

 

Ajajaja! crazy2

 

Y antes de terminar con el post, les dejo un video re bonito para amenizar la entrada, acorde al espíritu mundialista. Lo encontré por acá y realmente me encantó!

Recuerden poner pausa || al reproductor de música (si es que lo encuentran, jajá, nah, está arriba del todo creo…) y si no pueden verlo, se me van a la página de YouTube y se lo miran allá.

 

 

 

 

 

Ah! ¡¡¡Chau JUNIO!!! Se nos fueron 6 meses completos del 2010, nos quedan 6 más y ya llega la Navidad (¿?) Aja jajá!

 

brujita

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 15:03

29 de junio de 2010

Post destacado: “La Caja Especial.” [Recomendación blogueril.]

picture2 Verónica es la dueña de uno de los blogs más divertidos e interesantes que descubrí apenas empecé a navegar por los blogs. Ella administra “La vida con subtítulos” – blog al cual caí por este post, obvio que vayan y lean después de terminar el mío, ajaja! - y tiene otro blog “¿QUÉ? Hipoacusia, otoesclerosis y otros productos en stock.” donde encontré este post intitulado: “La Caja Especial”

Me lo traje enterito, sin sacarle nada de nada porque no tiene desperdicio. Les recomiendo los dos blogs de Verónica, una escritora de aquellas, porque si, aparte de los blogs ella escribe, ¡y muy bien!

Disfruten este post destacado del mes.

 

“La Caja Especial”

 

En casi todos los supermercados, bancos y comercios existen las cajas especiales para mujeres embarazadas, personas con discapacidad y mayores. Lo saben ustedes, lo sé yo. Sin embargo, siempre creí/pensé/opiné que los englobados dentro del ítem "sordos/hipoacúsicos" en pleno uso de sus facultades motoras no tenían -teníamos- derecho a ese privilegio. Al de pasar antes que los demás, a no hacer cola, a no perder nuestro santo tiempo.

Tengo mi mágico certificado de discapacidad hace más de diez años (lo he renovado justo ahora) y nunca me animé a usarlo en esas cajas, que sólo disfruté en los meses de panza de mis embarazos.

Pues bien. Estos últimos años, el supermercado en el que hago las compras ha venido despidiendo a más y más empleados y cerrando más y más cajas. Los días calientes, los días en que hacen descuentos, por ejemplo, se arman colas en las tres putas cajas que hay abierta (de 7 u 8 que debe haber) que recorren el súper completo, dan vuelta por congelados, pasan por lácteos y con suerte terminan en carnicería. Una tortura. Te puede llevar veinte minutos hacer las compras, y dos horas esperar para pagarla.

Un día, por supuesto, me cansé. En las dos cajas abiertas nos hacinábamos millones con los changos superpoblados, y la caja para personas con discapacidad parecía un oasis en medio del desierto.

Así que sin ninguna vergüenza (la he ido perdiendo a medida que he ganado edad) me acerqué a la encargada del momento (siempre niñas de no más de veinte años) y le pregunté si, haciendo uso de mi mágico certificado de discapacidad recibía el bendito permiso para utilizar la caja especial. Le aclaré y recalcé, porque soy desvergonzada pero tengo mi ética, que NO poseía problemas motrices. No sé si la niña entendió. Creo que las palabras "discapacidad", "motriz" e "hipoacusia" en una misma oración era demasiado para ella. Lo importante es que dijo que SÍ. Tenía permiso. Podía hacer uso y abuso de la caja especial porque YO era especial.

Así que con mi mercancía salí bailando y cantando de la cola que aún tenía para tres horas, y enfilé hacia la caja vacía. Y todos me miraron con los ojos inyectados en odio, buscando las señales de mi estigma, preguntando por qué, preguntándose tal vez si yo era la hija de Coto, si era una agente encubierta de bromatología, ¿¿¿por qué carajo iba a usar la caja especial si no había nada de especial en mi persona???

Desde entonces he preguntado a todo tipo de encargado y/o gerente: niñas de veinte años y señoritas de veinti y pico, muchachitos y muchachos, si yo estaba autorizado a usar esa caja. Porque los cajeros siempre me miran raro y me apuntan con sus índices el cartel con los logos de embarazada y discapacitado, y yo digo que sí con la cabeza, y entonces ellos me miran la panza, tratando de adivinar de cuánto estoy, o me buscan el bastón, las muletas, lo que sea. Y porque alguna vez una cajera dijo que creía que la caja era sólo para discapacitados motrices, y yo le dije que lo suyo tenía mucha lógica, pero que igual me habían permitido usarla. Y otras veces viene una embarazada y me miran mal, me miran como diciéndome que yo no pertenezco al club, y yo la miro como diciéndole que también estuve embarazada y no es para tanto, que espere que le va a hacer bien un poco de ejercicio.

De todos modos no me acerco a la caja especial si las demás están vacías o tienen poca espera (no me gusta abusar), y dejo pasar a los verdaderos necesitados que son los que tienen problemas motrices y los demás... los demás que se jodan.

El otro día estaba en la caja especial, esperando mi turno discapacitado cuando un hombre se paró detrás mío con su chango. Me miró. Lo miré. Me mostró la clásica fotocopia plastificada del certificado. Yo le mostré la mía. Nos quedamos unos segundos así, esperando ver quién atacaría primero. Finalmente guardamos nuestras espadas y nos sonreímos. Nos reconocimos vecinos de la adversidad.
Él me preguntó qué me pasaba. Le dije que era sorda. Yo le pregunté qué tenía. Me dijo "pierna ortopédica". Yo le dije entonces (¿culpa?) que él tenía prioridad, que yo simplemente usaba la caja porque podía hacerlo, pero que en verdad nada me impedía hacer larguísimas colas. Él me dijo que no, que pasara yo, y que lo mío era un derecho, que ya bastantes problemas teníamos y que bien disfrutara de la caja. Le dije gracias. Volvió a sonreírme.
Cuando terminé de pagar, nos saludamos como viejos conocidos y nos deseamos suerte.

Yo creo, sinceramente, que todos nosotros nos merecemos estos beneficios, que son apenas pasos de comedia en el drama que nos toca vivir.
Así que ya saben: enfilen hacia las cajas especiales. Y si alguien les pregunta por qué, digan misteriosamente: "porque puedo".

 

Post original “La Caja Especial” by Verónica Sukaczer - Periodista y escritora.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 8:00

28 de junio de 2010

Vientos de cambio… Inevitables, pero necesarios.

Hay una canción de Scorpions que se llama “Wind of change” - Viento de cambio -, y no habla del viento patagónico precisamente…

Compruebo cada día que siempre, aunque no lo queramos, hay vientos de cambio que afectan no solo nuestra vida, si no la de los que viven a nuestro alrededor.

Uy, ¿empecé muy seria? Y bueno, es que tendrán que comprender que a veces en la vida de una madre hay vientos de cambio a cualquier hora y cuando menos lo esperamos.

Les comento antes de seguir que sé que esta entrada puede jugarme en contra porque cuando la lea mi Retoñor acá o en el Facebook, me bannea y me borra de la lista de sus “Amigos” y no me va a aceptar más mi solicitud de amistad. Aajajajaa! Seseee, ya saben que él es low profile, bajo perfil, y que muchas veces me ha “censurado” o me ha editado algunos posts porque está en esa edad en que todo le parece mal y que yo “soy una metida” o “que no lo dejo vivir”. Si, la adolescencia… Santo cielo, a veces lo escucho y me escucho a mí misma cuando era una adolescente, una rebelde sin causa… Jaaa, ya saben que todo vuelve en esta vida.

Ok, ¿a qué viene lo de vientos de cambio y esas reflexiones maternales a esta hora de la mañana, más precisamente a las 7:52 am?

(Si, de lunes a viernes me levanto a las 6:48 para prepararle el desayuno a mi Retoñor y mandarlo al cole, y hoy aproveché y me dediqué a escribir en el blog porque lo tengo medio abandonado, cosas de la vida, vio?)

Paso a relatar los hechos.

Ayer estaba sentada en el living chusmeando en la laptop, luego de haber disfrutado de “escuchar” el partido (si, esa esa es otra “aneda” que pasaré a relatar en otro momento) donde Argentina le ganó a Méjico por 3 a 1 (y déjense de llorar que si bien el 1º gol fue posición adelantada, los otros dos no, así que….).

De repente escucho a mi Retoño, el fruto de mis entrañas, el viento bajo mis alas, y la razón de mi vida hacer la siguiente preguntar: “Abuelo, ¿vos tenés maquinita de afeitar?”

Nah! ¡Me caí de la wheelchair y me volví a levantar! Aaajajaja!

¡¡Mi cielo!! Mi bebé había hecho la pregunta que marcaría el fin de la etapa donde lo llamaba “mi bebé” - a pesar de que me reta cuando lo hago -, para pasar a la etapa donde las cosas se ponen interesantes, la pubertad propiamente dicha.

Me resistía aceptar que a pesar de medir 1,70 m, calzar 44, y actuar de manera adulta en cuanto a aceptar lo del accidente y esas yerbas, ya no era más “mi bebé”, que ahora tengo que empezar a decirle mi hijo… Aunque en el fondo de mi corazón será siempre MI BEBÉ.

Y escuchar al autor de mis días explicarle la ceremonia de afeitarse el incipiente bigote que hacía que sus compañeros lo carguen (le gasten bromas, esos pequeños demonios dijera Homero Simpson), esa ceremonia que marcaría el fin de la niñez para mi Retoñor y el comienzo de la juventud divino tesoro, me hizo ver que los vientos de cambio comenzaron y ya no hay vuelta atrás… Inevitables, pero necesarios.

Obviamente que tuve mi momento ambivalente de la noche, ese que por un lado me hacía alegrar porque mi hijo estaba creciendo y empezando a convertirse en un hombre de bien, y ese otro momento, el de tristeza, el de saber que el tiempo pasa y que ese bebé que hace 14 años sostenía en mis brazos y le prometía amarlo y cuidarlo con mi vida, ya no era más mi bebé, es un joven al que seguiré amando y cuidando con mi nueva vida sobre ruedas - aunque muchas veces sea él el que me cuide, me “empuje” y sea el viento bajo mis alas - en este camino de ser madre e hijo que emprendimos hace 14 años, el viernes 2 de julio a las 13:40 hs más precisamente.

 

Y si, no queda otra que aceptar que aunque no me guste, este viento de cambio ya empezó a soplar y no se va a detener…

 

LionAndCub9 

 

 

 

 

¡Buena semana, Gente!

 

 

nubehappy

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 8:48

25 de junio de 2010

Tarde de furia. Tarde de alegría. Ambivalencias mías…

Tema: Speedy.

garfield-16

Nah! Una de cal y una de arena…

Llamo para dar de baja uno de los servicios que provee Speedy (si, este mes estoy muy exigente y mal arreada, si algo no funciona, ¡chau! Jajá!). El servicio es Sonora para ser más específica. Me habían vendido el tema de que podía escuchar música en el sitio, hacer playlists, que no consumía recursos de la compu así que podía navegar, trabajar y escuchar canciones y sobre todo, que podía bajar en mp3 las canciones que escuchaba en el site.

Bueno, los primeros 2 días muy lindo el sitio, hice mis listas y en una de esas, Little Sister me dice que le baje unas canciones. Busco, encuentro, descargo canciones, guardo en la compu y al abrir los archivos, ¡estaban vacíos!. Así que chau Sonora…

El tema es que después del fiasco de Claro Internet Móvil, había decidido cambiar la velocidad de Speedy porque tenía 512 Kbps, nada, entonces di de baja un servicio y pregunté por el tema del cambio. Se fijaron qué velocidad podía usar con mi línea y me dijeron 1 mega. ¡Aceptooo!, dije. Aja jajá! Me tomaron los datos y me dijeron que en el transcurso de las próximas 72 hs iba a tener la nueva velocidad….

Hasta ahí joya. Tipo 5 de la tarde hice el cambio, así que hasta el martes no iba a tener noticias.

Me instalé en el living con mi laptop (había estado en el escritorio con la compu viejita, como la dueña) y me acordé que tenía que subir unas fotos de sobri-retoñito y su cicatriz de la cirugía en el Facebook (sorry, solo obtuve permiso de la madre, mi Little Sister, para el feisbuc, nada más…) y que las tenía en la otra compu. Me fui rodando en mis wheels hacia el escritorio y me puse a subir fotos.

Subí las fotos, y de repente se me desconecta Internet. Espero un ratito porque por ahí se producen micro cortes, se les cae el sistema o whatever les pasa a los de speedy, e intento conectarme de nuevo. NADA…

Ok, espero un ratito más y me conecto... Nooo, me salió una pantalla azul de Telefónica donde me decía que estaba tratando de conectarme con un usuario y una contraseña que no era la mía… ¿?¿?¿?¿?¿?¿?

Ok, recobro usuario y contraseña siguiendo los pasos de la pantalla azul del demonio e intento conectarme de nuevo… NADA.

Me acuerdo del router y digo, ¡bueh!, desconecto todo, conecto el modem de speedy directo a la compu y pruebo… ¡¡¡Otra vez la pantalla azul!!!

fuera_servicio ¡Ah no!, ¡cazo el teléfono y le doy al 0800 como loca! ¡Enfurecida! ¡Jaajaja! Seeee, no soy yo cuando me enojo… Me atiende un flaco (si, voz de flaco tenía, aja jajá!) y explico toooda la historia de mi conexión fallida, me dice que haga todo lo mismo que hice con la pantalla azul, pruebo, y nooo, no tenía speedy.

“Espere un momentito en línea, señora” ¿¿Señoooraa?? Ok, ¡debo tener voz de señora! Y bueno che, tá bien que sea la señora de las 4 décadas pero yo creo que tengo 20 años eternos… Júas!

Cuando vuelve, a esto me había tenido varias veces esperando mientras configuraba la línea a la nueva velocidad (no sé porque no se hace automáticamente, me pregunto) y se me da por decirle lo del router y me dice que ellos solo dan servicio de speedy, no del router, que si tengo Internet (conexión), es problema de router que no anda, que me busque un técnico porque me aclaraba, otra vez, que solo dan servicio técnico por el tema de la conexión de Speedy. Seee, a mamá geek con eso… Ajajaja! Antes meto mano yo y me mando unas ivanadas, si lo soluciono, joya, si no, no me queda otra que llamar al “terrrnico”, ¡Jajá!

Me deja conectada (ah!, me olvidé de contar que estaba conectada sin el router, pero yo necesitaba el router para la notebook, ¡más vale!) y pensé – porque por ahí tengo esos lapsus de sinapsis neuronal (redundancia, lo se) y se me da por usar la materia gris que ocupa un espacio en mi cabecita loca -: Ah, bueeeenooo, tengo speedy, ¡pero no puedo conectarme en ninguna de las compus! Porque resultaba que como yo quería el router funcionando, las dos compus dependían del muy… Si, ya saben que soy porfiada y rebelde sin causa.

Se me da por ver la configuración del router y veo que el usuario es el viejo, no este nuevo que me habían dado, así que digo: Bueno, cambio el usuario en el site del router para que me “reconozca”. ¿Pero cómo hacía si me saltaba la página azul maldita que me decía que no era yo? Jajajaa!

la -matoLa cuestión es que hice tantas cosas para cambiar el usuario que llegó un momento en que casi cazo el teléfono y llamo al 0800 otra vez para decirles de todo menos bonitos, con palabras “suaves”, pero que denotaran mi enojo. Ah si, la culpa era de ellos porque me cambiaron el usuario y mi router ni se enteró, jeje….

Vuelve la conexión… ¡Se me corta la conexión!. Dos minutos y vuelve, aprovecho y me meto al asistente para configurar el router e intento conectarme a la página desde ahí, y la verdad que no se si habrán sido mis “dulces” palabras dirigidas a la pobre compu, and router, que no tenían la culpa ya sé, o qué cosa sucedió, que de repente me dejó cambiar el usuario y ¡MILAGRO! ¡ALELUYA! Speedy me reconoció, reconoció a mi router CISCO y logré estar en línea again, ¡otra vez!

Obvio apenas pude entrar con el Firefox (navegador) a la WEB, probé con algunos test de velocidad y si, efectivamente me habían aumentado tal cual me dijeron, ¡ALELUYA dos veces! Ajajajaa!

Lo más gracioso es que en estos instantes, mientras escribo este post para publicarlo en un rato (son las 23:40 del todavía jueves 24 de junio):

¡¡¡¡¡NO TENGO SPEEDY!!!!!!

crazy2 Aja jajajajaaaaa! Seee, me rio por no llorar, Gente.

Convengamos que está corriendo un viento huracanado en Trelew y se debe estar cortando la luz por sectores en mi ciudad, y seguro que donde está la central que pertenece mi zona no tiene luz… O vaya a saber que catzos está pasando… Roguemos que mañana no tenga abstinencia de Internet…

Ok, hoy es viernes, así que ya viene el finde…. La verdad que esta semana se me fue volando, ¡menos mal!

Disfruten porque….

 

-viernesduckyverde

 

 

hungrie1 Nota: Siendo las 00:55 del viernes 25 de Junio, sigo sin poder conectarme a Internet, speedy y la ª!”·$%&/()=?¿… Menos mal que me voy a dormir, que si no, cazo el teléfono y empiezo a darle al 0800… ¡Ajajajaa! Quedará en mi laptop el post y apenas puedo lo publico. Y si, ni siquiera puedo conectarme para dejarlo programado.

 

Nota a las 17:30, hora que al fin pude publicar el post.

No tuve Internet en toda la mañana, llamé al 0800 cuando me levante, tipo 12 (ah si, me dormí todo! Jajaa!) el pobre chico de speedy me hizo hacer de todo, y quedó en que era problema del modem y que venía el terrnico durante los nexts 5 días. Pero como buena intrusa, me hice la geek again entonces probé sin el router, ¡y tenía conexión!. Así que me metí en la compu: Inicio, Panel de Control, Quitar programas, busqué y saqué el router al diablo, reinicié y me puse a configurar el caprichoso router de CISCO como si fuera la primera vez (ay, qué linda película, aja jajá!) y cree usuario nuevo, clave nueva, red inalámbrica nueva, todo nuevo y.. ANDOOOO, seee, anduvo lo más bien. Ahora, intenté llamar al 0800 para anular el reclamo y no me dieron bolilla, así que capaz que viene mi técnico preferido de speedy, el que se parece a Adrián Navarro, y me alegra la semana, ajajaa!  

Okidoki, le doy a publicar a esto sha! ¡Chaucha!

Así me hacía la compu…  matarpc

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 17:33

23 de junio de 2010

Ponete las pilas…

“Ponete las pilas” es una frase que usamos en Argentina, en algunas ocasiones, cuando queremos decirle a alguien que se anime y haga algo, o que deje de holgazanear, vaguear o dejar una actitud pesimista y la cambie por una actitud positiva…

Antes del accidente las cosas eran completamente distintas en mi vida, caminaba y podía hacer un montón de cosas que ahora no son viables por que estoy en silla de ruedas, nada más. Y eso que me doy maña para todo, ¿eh?, pero hay cosas que escapan a mis “mañas”, ¡o sea!.

“Ponete las pilas” fue la frase que escuché muchas veces de boca de mi Little Sister cuando estando en terapia intensiva del hospital Fernández, el dolor y la depresión era la salida “más fácil”…

Muchas veces esa frase junto a la imagen de mi Retoñor fue lo que me hizo salir adelante a pesar de todo…

Mandyyy Hoy en día cuando veo ciertas actitudes pesimistas de gente que puede caminar, que puede salir a disfrutar de un día soleado o nublado (a mí me gusta salir aún cuando está nublado), o que puede optar por no hacerse dramas por cosas que no tienen solución, cuando veo ese tipo de actitudes es cuando me gustaría decirles:

 “¡Ponete las pilas y dejate de embromar!”

Cada uno tiene “su cruz” que cargar, cada uno tiene sus “dramas” y piensa que nadie puede decir u opinar sobre la vida que lleva, pero me gustaría que por un momento el que piensa que tiene graandes problemas, se parara a pensar que aparte de esos “dramas” puede caminar, puede ver, puede escuchar, puede hablar, puede salir corriendo a correr el colectivo, o a levantar a su hijo (si lo tiene) cuando se cae, o simplemente ponerse a bailar como loco malo…

Si puede hacer todo eso, bueno, ¡ponete las pilas y dejate de embromar!

Todo tiene solución, menos la muerte, che…

Ah! Y aquellos que creen que sus “dramas” no tienen solución y se les cruzó por esa cabecita loca que morirse solucionaría todo, les comento que la muerte no es el final de los problemas…

Seseee, por ahí se les cruzó ese pensamiento por la cabeza, pero no es tan fácil morirse y listo, recuerden que “supuestamente” sus problemas se terminaran pero… ¿pensaron en los seres queridos que quedan?

¡Uh! Me puse melodramática, sorry… shy3

 

hr-lostencu1

 

bueh.1 Antes que me olvide les dejo el reportereso hospitalario.

Mi sobri ahí anda… Está chinchudo, aburrido y esto de estar en “reposo” lo está molestando más que las cirugías en sí…

silencio El martes cuando fue al control, después de la ida al hospital del domingo, el diagnóstico fue, como era obvio, que se le infectó la herida y se le formó un absceso de pared “superficial”. El tratamiento, aparte de seguir con los antibióticos, fue que le pusieron una lámina (que según mi sobri-retoñito “usaron unas pinzas para abrirle la herida y meterle esa lámina en la panza”, pobrecito, mi cielo….) para que ayude a drenar el absceso y no se cierre la herida y quede todo el pus adentro (¿?).

El jueves tiene turno con el cirujano again para control, miércoles y viernes por la mañana viene el Maestro de la Escuela Hospitalaria (le dan clases para que no pierda el año escolar) y también hoy miércoles a las 12:30 tiene turno con el pediatra (no del hospital, particular) para que lo revise y le indique unos exámenes extras para que le controle la anemia. Así que tiene una semana movidita, mi rey…. Ah! Y el como está en 4º grado, prometía la bandera, pero con todo este lío no pudo… Menos mal que lo puede hacer el año que viene….

Aparte de todo eso, nos pusimos las pilas y le estamos dando para adelante, porque siempre después de la tormenta sale el sol…. Lástima que esta tormenta ya se está transformando en un huracán, pero así es la vida….

 

Ah! Mi Retoñor me trajo el boletín y anda bien en el colegio, pero cosa loca, anda medio flojo en Lengua y Matemática, ahí si que no salió a la madre… Aja jajá!

ivyretoñofun

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:15

21 de junio de 2010

¡¡Bienvenido Señor Invierno!!

Invierno que me hacés ca…ntar de frío, pero igual te quiero…

Aja jajá! crazy2

 

Winter.D_Hoarfrost1

 

brrr frio Se, seeee, me muero de frío pero igual estoy re contenta porque hoy comenzó el invierno, aunque por Trelew se adelantó por unos días, ya que lo estamos viviendo desde hace casi una semanita. rrebrrrr

 

heartline

 

Pero una de cal y una de arena…

Ayer al medio día mi Little Sister tuvo que salir raudamente hacia el hospital con sobri-retoñito porque empezó con un dolor en la cadera izquierda y la herida de la última cirugía empezó a supurar…  Llegó, la atendieron ahí no más y le dieron antibióticos. Le aclararon que solo se preocupara ¿?¿? si empezaba con fiebre, vómitos y dolor insoportable… En fin, volvieron a casa, mi sobri estaba con dolor de cabeza y medio decaído porque lo toquetearon todo las muy pediatras de turno (sorry, pero son una brutas), y a eso de las 8 de la noche le “explotó” uno de los puntos y salió pus por kilos…. Seeseee, asqueroso pero real….

En fin, como mi hermana tiene experiencia con heridas infectadas y supuraciones al por mayor por mis veintipico de cirugías que tuve por el accidente, como el enano no presentó otros síntomas de qué preocuparse, vamos a esperar hasta mañana que tiene turno con el cirujano…

Paciencia y Resignación. No queda otra.

 

hr4-arr-hm

 

¡Buena semana, Gente! Por acá trataremos de ver que nos depara estos últimos 9 días de este sexto mes, de este nefasto año par…

Seseé, los años pares no son mis años favoritos ni los más “lindos”, excepto por el nacimiento de mi sobrina, que es lo único que alegró este mes de Junio.

Y hablando de mi princesita, ayer vino a visitarme, y es haaarrmmoosssaaa pero todavía no me dejan mostrarla…. Lo que pasa es que mi Little Brother es medio chinchudo con respecto al tema de publicar la foto en mi blog. No sé si me dejará subirla al Facebook, estamos en tratativas…

Crucemos los dedos….

 

madre-hijo

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 19:39

20 de junio de 2010

“Yo soy tu sangre mi viejo, mi querido viejo…”

Hoy es el Día del Padre en Argentina.

Yo tengo la suerte de todavía tenerlo conmigo.

Hay una canción que se llama "Mi Viejo" y la canta Piero.

Viejo se utiliza para decirle a los papás, es como el lunfardo de papá.

Por ahí leerán que yo suelo poner "mi viejo" cuando hablo de mi papá. Es una manera cariñosa de decirle, che!

Y como siempre digo: ¡¡¡Mi Viejo es lo más!!!

Cuando tuve el accidente él se hizo cargo de mi no tan retoño Damián de 2 años mientras estuve internada en el Fernández.

Me lo cuidó hasta que yo salí del hospital.

¡Retoñor lo AMA! Lo que dice SU ABUELO es palabra santa!

Es una adoración mutua. Retoñor es el 1º nieto de su 1º hija, o sea, ¡YO!

Siempre cuento que mi viejo me llevaba y me iba a buscar al boliche cuando yo empecé a salir a bailar a los 14 años.

¡Fue, es y será mi mejor amigo!

Es el que me consoló la primera vez que me partieron mi corazón enamorado, y me dijo que iban a ver muchas desilusiones, pero que el amor es lo más lindo que hay....

Canta como los dioses, es un excelente orador, ¡¡y tiene un CORAZÓN DE ORO!!

SIEMPRE ayuda a todo el mundo, aunque a veces el mundo no lo ayude a él....

Todavía ama a mi mamá como el primer día aunque ella no esté físicamente con nosotros.... Lo he visto lagrimear escuchando canciones que le hacen acordar a mi mami....

Siempre sé que puedo contar con él para lo que necesite...

 

Y.... ¡ES MI VIEJO! ¡¡¡MI QUERIDO VIEJO!!!

 

autor de mis dias

Si... Es él... ¡Haarrmmoosssooo!

Más vale! Ahí se sabe a quien salí! aajajaaa!

Y la canción de Piero ¡le encanta a mi viejo!  Lo interesante es que él nunca conoció a su padre. ¿Por qué le gusta la canción? Tal vez por eso mismo.

Y acá va la letra de la canción y después el video…

 

MI VIEJO .- Piero.-

 Es un buen tipo mi viejo
Que anda solo y esperando
Tiene la tristeza larga
de tanto venir andando
yo lo miro desde lejos
pero somos tan distintos
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto
viejo mi querido viejo
ahora ya camina lerdo
como perdonando al viento
yo soy tu sangre mi viejo

soy tu silencio y tu tiempo
El tiene lo ojos buenos
y una figura pesada
la edad se le vino encima
sin carnaval ni comparsa
yo tengo los años nuevos
y el hombre los años viejos
el dolor lo lleva adentro

y tiene historias sin tiempo
viejo mi querido viejo
ahora ya camina lerdo
como perdonando al viento
yo soy tu sangre mi viejo

soy tu silencio y tu tiempo

yo soy tu sangre mi viejo
yo...
soy tu silencio y tu tiempo
yo soy tu sangre mi viejo
soy tu silencio y tu tiempo
yo soy tu sangre mi viejo

 

 

 Recuerden poner pausa || al reproductor de música antes de ver el video, o si quieren se van a YouTube y lo miran ahí, gracias!

 

¡FELIZ DIA DEL

 

PADRE!

 

 

joy3

 

¡Y feliz día para todos los

papás!

 

 

Love_1

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:00

16 de junio de 2010

“Mantente fresco…” [Para amenizar la espera.]

Visto en el blog de JJ, "Crea y Aprende con Laura". Es un slide que pueden verlo en el blog de JJ, yo solo transcribí el texto que está buenísimo.

 

Pescado Fresco

 

Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas. Así que para alimentar a la población japonesa, los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro.

Mientras más lejos iban los pescadores, más era el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado. Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco.

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores.

Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco y no les gustaba el congelado; por lo tanto, tenían que venderlo más barato.

Las compañías instalaron entonces en los barcos tanques para los peces. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa.

Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados, aunque vivos. Los consumidores japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor fresco ...

Y ¿cómo resolvieron el problema las compañías japonesas? ¿cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco? Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?

(Mientras piensas en la solución.... Lee lo que sigue):

Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que solo se relaja. Experimentan el mismo problema que las personas que se ganan la lotería, o el de quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresión o la ansiedad.

Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla y se resume en esta Frase: Las personas prosperan mas cuando hay desafíos en su medio ambiente.

Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanques en los botes, pero ahora ponen también un Tiburón pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos. ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, para mantenerse vivos.

Cuando alcances tus metas proponte otras mayores. Nunca debes crear el éxito para luego acostarte en él.

Así que, invita un “tiburón a tu tanque”, y descubre que tan lejos realmente puedes llegar.

Unos cuantos “tiburones” te harán conocer tu potencial, que no te asusten sus “dientes ni sus trampas”...tu sigue alerta, pero siempre "fresco". Siempre habrá tiburones a donde vayas...

Estamos todos en el mismo sitio, donde siempre tendremos dificultades y ellas serán bienvenidas si las sabemos mirar como las oportunidades para encontrar nuevos caminos, para escuchar otras opiniones, para aprender nuevas maneras de ver la VIDA, para fortalecer nuestro espíritu y sacar lo mejor de nosotros mismos. ¡Frescos!

shark

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 18:28

14 de junio de 2010

AVISO.

ULTIMO MOMENTO

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 15:27

11 de junio de 2010

Buenas nuevas…

Mi sobri-retoñito ya está en casa. smileme

Ayer por la tarde le dieron el alta. Todavía está dolorido, anémico, le descubrieron una “bradicardia sinusal con arritmia respiratoria” y tiene turno con la cardióloga la semana que viene, y aparte tiene control con el cirujano.

No tiene que hacer fuerzas con el abdomen, así que nada de correr, jugar al fútbol, agitarse, golpearse la panza ni nada que comprometa los músculos abdominales por lo menos por dos meses o más…

Esta vez no vino tan animado. Está molesto, le duele el pecho, la herida y está aburrido.

Y la verdad es que todos estamos cansados. Creo que esta cirugía nos afectó más que la primera.

Ahora nos resta volver a la “normalidad”, aunque los cuidados son diferentes porque la lesión del músculo no es moco de pavo, como se dice por estos lados, y mi sobrino es re activo e inquieto, así que saber que tiene que hacer reposo, aunque tiene que caminar, y encima que no puede jugar al fútbol, lo tiene medio tristonio… Y si, él es de esos que después de un partido de fútbol, sale a la puerta de casa, al jardín y recrea todos los goles y las jugadas, y ahora que empieza el mundial, solo va a tener que verlo y no va a poder salir a jugar al fútbol con sus amiguitos, así que imagínense lo que va a ser para él esta “inactividad futbolística”, ¡una tortura!

Y ni hablar de que no puede ir a la escuela hasta dentro de un par de semanas, aunque no se sabe realmente, porque como en la escuela corren, se atropellan y hacen esas cosas de niños, el peligro de que sin querer lo golpeen está latente… ¡El adora ir a la escuela! Nah! Está todo mal para mi sobri-retoñito…

En fin, al menos lo peor ya pasó, aunque no está libre de complicaciones, porque según los “doctores”, mi sobrino es “un caso extraño” porque le han sucedido cosas inusuales y hay que estar preparados por si surge alguna complicación… ¿?¿?¿?. Seee, dejémoslo ahí, mejor.

 

Les aviso que tal vez me tome unos días y no actualice el blog muy seguido, o tal vez sí, no sé… Ando ingánica pero esta vez de ánimo, es decir que ando inámica, je…

Muchas gracias por sus mensajes y comentarios, ¡a todos!

Intentaré volver a la “rutina” cuando tenga ganas…

 

Buen fin de semana…

 

pause

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:34

10 de junio de 2010

Hay que saber elegir las batallas…

Ayer les dije que hoy me iba a dedicar a comentarles que pienso yo sobre los consejos recibidos acerca de la mala praxis, que a más de uno no le va a gustar, pero como decía un personaje Samurái de una película que vi cuando tenía 12 años:

“… porque tú no entiendas lo que pienso, no significa que yo esté equivocado…”

 

Muchas veces, por no decir siempre, soy de las que van al frente y arremeten contra todo y contra todos…

Me he dado la cabeza contra la pared algunas veces, pero he aprendido de los golpes.

También he aprendido que a veces, ganar una batalla no significa siempre ganar la guerra.

Como ya saben, si no se estarán enterando ahora, hace más de un mes que estamos padeciendo la inoperancia, la imbecilidad, la falta de profesionalismo y del complejo de creerse dioses del Olimpo intocables e infalibles, de unos que se hacen llamar “doctores en medicina”… Algunos, no todos son iguales, soy sincera. Toda regla tiene su excepción.

Yo he sido una mera espectadora que he observado sentada, desde mi wheelchair, como mi hermana menor se ha transformado en una leona y ha defendido a su cachorro con uñas y dientes.

Sé que se ha enfrentado a un puñado de “profesionales” que se creían que las sabían todas y de repente se encontraron con un caso que se “les salió del librito”, y que de no ser por la perseverancia, el “sentido común” y el instinto de madre, tal vez las cosas se hubieran transformado en una desgracia.

Hubo idas y venidas, hubo gritos y enfrentamientos, y hubo reconocimiento de la parte “profesional” de errores grosos que por suerte, según parece, fueron subsanados…

Quedó constancia escrita de los pasos que se siguieron y que terminaron en una cirugía mayor donde se cometieron errores, y que a los 25 días se vieron las consecuencias de esos errores, y encima, se sumó una complicación más que solo ocurre una vez en un millón (palabras del cirujano), más en un niño de 9 años.

Y mi hermana, ante mi insistencia de que estas cosas no deberían haber pasado, y que algo habría que hacer, me dijo:

No tengo los medios, la paciencia ni las ganas de seguir gritando, peleando ni discutiendo.

Si vos tenés la plata, las ganas y querés pelearte, hacelo vos.

Las cosas pasaron, y pudieron ser peores, pero no fueron así.

Eso sí, dejé constancia y les aclaré a los médicos que si le llega a pasar algo a mi hijo, que se preparen, porque ahí sí que me van a conocer…

Estoy cansada y quiero que esto se termine ya.

Mi hijo está bien y eso es lo que me importa ahora…

Punto.-

Ante ese razonamiento, dejé de presionar y me senté a ver “the big picture”, como dicen los yanquis, toda la imagen, todo el panorama.

¿Lo que yo haría? Obvio que si tuviera el dinero, la paciencia y los medios físicos empiezo ya un juicio.

Pero la realidad es otra.

Vivimos cautivos de un sistema de salud precario.

Yo, como buena plebeya, no tengo obra social, ¡bah!, cobro una pensión por discapacidad cuya “obra social” es el famoso Profe, el sistema federal de salud.

Soy, somos, toda mi familia, pacientes del Hospital público. Si nos pasa algo y no tenemos dinero para pagar una consulta privada – que es lo que pasa la mayor parte del tiempo -, tenemos que ir al hospital aunque no sepamos si salimos vivos, pero es lo que hay.

Pueblo chico, infierno grande. Nos conocemos todos, y nos encontramos en el Hospital público, en el Sanatorio, en la Clínica, en el Instituto Médico del Sur (donde mi amiga, con obra social y todo, perdió su bebe a punto de nacer por un “descuido” del “profesional” de la salud), en el restaurante, en el súper, en todos lados.

He sabido de gente amiga que por “quejarse” de la mala atención del hospital, solo quejarse, eh?, porque había que ir a las 5 de la mañana para obtener 5 turnos y a las 4 de la mañana, 40 personas ya estaban esperando esos 5 turnos, repito: solo quejarse, no la atienden más en el hospital porque siempre, ¡oh casualidad!, se acaban los turnos o faltan camas, o no llegan los suministros y la pobre mujer tiene que rogar que alguien nuevo entre para que no “la reconozcan” y obtenga un turno. Y obvio que si se enferma, tiene que PAGAR un médico particular para que la atienda…

Somos esclavos de la intolerancia y de que a los “profesionales de la salud” no se les puede cuestionar nada, porque para eso son los médicos y estudiaron.

Nosotros, los pacientes, somos simples mortales rogando por su gracia y sabiduría…

Y lamentablemente, el miedo y la ignorancia de varios, que aceptan sin cuestionar nada por tradición, por acostumbramiento o por el simple hecho de que se supone que el médico “sabe”, hace que aquel que tenga dos dedos de frente y se de cuenta que quizás el “doctor” le está errando como bizco al mate y OSE cuestionar la sabiduría y la omnipotencia del todopoderoso profesional de la salud que se quemó las pestañas estudiando, termine siendo “marcado”, desterrado del reino, y si llega a enfermarse, que se cure solo. Y les puedo asegurar que serán “profesionales”, pero son seres humanos rencorosos y necios.

Una anécdota: Yo estuve UN AÑO internada (2001) sin que me hagan una cirugía de rodilla porque osé decirle al jefe del equipo de cadera que me había dejado de lado y que si no decía que ellos no podían seguir operando la cadera (porque él me lo había dicho en la cara), los de rodilla no podían seguir con la otra parte de mi cuerpo que si se podía operar… Y eso que yo no era “local”, que estaba de paso en el Fernández, pero por osar decir lo que pensaba, fui “castigada” y recién al otro año se me levantó la pena y el Jefe del equipo de rodilla, el genial Buttaro, me operó luego de que el equipo de Cadera diera el Ok. Un año internada donde solo me sacaron un clavo del sacro-ilíaco derecho que ya se estaba saliendo solito porque el cuerpo se regenera y lo que no necesita, lo expulsa - una cirugía que en una semana ya te dan el alta -, yo estuve UN AÑO internada por decir lo que pienso, solo DIJE lo que pensaba, no sé que hubiera sucedido si iniciaba un juicio por abandono de persona al equipo que no daba el ok para que me siguieran operando…

Vuelvo a repetir… Hay que saber elegir las batallas, Gente…

Soldado que huye, sirve para otra guerra dicen.

Y con respecto a mi sobri-retoñito:

¿Hubo mala praxis? Si, la hubo. O al menos se equivocaron y no hicieron bien su trabajo en la 1º cirugía.

¿Pudo haber sucedido una desgracia? Si, pudo haber sucedido.

¿Mi sobrino la pasó mal? Si, la pasó muy mal…

¿Pudieron reconocer el problema y solucionarlo? Si, lo hicieron…

¿Mi hermana aclaró el tema y lo dejó por escrito? Si, lo hizo.

¿Puede volver a suceder? No lo sé…

Lo que le pasó mi sobrino fue horroroso, fue algo que no se lo deseo a nadie.

Pero la verdad es que solo mi hermana y mi sobrino saben por lo que pasaron, y solamente mi hermana sabe que es lo que quiere hacer, hasta donde quiere llegar y cual es la batalla que va a elegir pelear, por mi sobrino y por ella.

Repito, soy solo una observadora y trato de ver todo el panorama, y si bien lo que yo haría sería arremeter y pegar dos gritos, buscar un abogado en la Defensoría del Pueblo y empezar una larga e interminable batalla contra el sistema público de salud, donde repito, terminamos asistiendo toda mi familia cuando nos pasa algo, tengo que evaluar si el golpe que me voy a dar contra semejante “pared” va a servir de algo, o si evito gastar mis energías que las necesito para estar con mi familia y simplemente acepto que todos somos seres humanos, y que si fuéramos perfectos no estaríamos como estamos…

Hay que saber elegir las batallas, y sobre todo, saber que uno puede opinar y decir muchas cosas, pero hasta que no te pasan, hasta que no experimentás en carne propia semejantes experiencias, como es estar en un hospital, sufrir cirugías, ser conejillos de indias, ver a alguien que amás sufrir y querer estar en su lugar, no sabés como vas a reaccionar.

Y conozco a mi hermana, así que sé que no solo sabe elegir las batallas, si no que sabe muy bien como decirte que sos un perfecto inútil y que no servís para nada de manera tal que no te quede la menor duda.

Y eso, los cirujanos y los pediatras del Hospital Zonal de Trelew, les ha quedado más que claro. No les quepa la menor duda…

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:06

9 de junio de 2010

Repórter hospitalario de mi sobri-retoñito.

Antes que nada, gracias totales por sus comentarios y mensajes. ¡A todos! loveboy

Anoche a las 11 de la noche recién entré a mi correo y me encontré con sus mensajes, los leí a todos y la verdad que todos tienen razón, mi sobrino es muy fuerte, más que la tía, porque se banca todo calladito y tiene una garra que lo hace recuperar sus fuerzas de a poquito, y más que nada, tiene la inocencia de aceptar todo sin chistar y solo tener ganas de volver a casa.

Ayer estuve relevando a mi hermana unas horas por la tarde en el hospital.

Llegué y mi sobri-retoñito estaba sentado al lado de la cama, con el aparato que le suministra el suero a un costado, la mesa con sus hojas de dibujar y su cartuchera con lápices.

Tenía esos ojazos negros brillantes medios apagaditos pero con la chispa de siempre. Me dijo que estaba medio dolorido y me contó la operación desde su punto de vista.

Dijo que lo llevaron en la camilla, que llegó y le pusieron el suero y esos cables en el pecho que están conectados “a una pantalla como tu compu, y donde se veía clarito las líneas que saltaban como locas…” (palabras textuales) “… después me empecé a sentir mareado y me pusieron una máscara como la del nebulizador y una cosa que tenía un olor horrible, que me ahogaba…, me preguntaron como me llamaba, y después no me acuerdo más…”

Mi vida…

Después me contó que cuando se despertó vomitó y que le dolía…

Y lean lo que viene a continuación, porque lo voy a poner tal cual me lo dijo él:

- “Ah, Mami, ayer fue discapacitado por dos veces…”

- “¿Discapacitado?” – le preguntó yo, imaginando por donde venía la mano…

- “Si Mami, dos veces me llevaron en silla de ruedas…” – me contestó.

No pude evitar la carcajada, porque para él ser discapacitado es que te lleven en silla de ruedas… Mi vida…

Y le pregunto: –“Che, ¿así que ayer te llevaron con un gorrito como los de Grey’s Anatomy al quirófano?

Y me dijo: - “Ah, si! Con colorcitos, igual que los doctores…”

Mi papá me había contado que cuando lo llevaban al quirófano en la camilla estaba con un gorrito lleno de colorcitos y que se le veían esos ojazos negros inmensos que denotaban una tranquilidad, como si no supiera lo que le esperaba…

Yo creo que si sabía, pero como la tía, Resignación es su segundo nombre...

Luego me contó sus experiencias con las enfermeras que “… me reventaron la vena, Mami, mirá…”, y me mostraba el dorso de la mano con un pinchazo que se había transformado en un terrible moretón con una costrita de sangre por donde le habían querido poner la vía del suero.

Terminado su repórter, nos pusimos a jugar a las cartas y le gané al chinchón y el me ganó a la casita robada…

Estuvimos como una hora, hasta que me dijo: “Mami, me voy a acostar que estoy cansado…”

Había que correr la mesa, la silla donde estaba sentado y acomodar el aparato del suero más cerca de la cama, y el santo me pregunta si podía correrlo, si no, que él me ayudaba…. Mi cielo… Le dije que no, y menos mal que la habitación es grandecita y que en la cama de al lado no hay nadie, así que tenía lugar para moverme con la silla de ruedas, entonces corrí todo solita, le bajé la cama, lo ayudé a acostarse, y nos pusimos a ver la tele. Ah si, en la habitación tiene un televisor que donaron parece, re viejo, que solo agarra el canal 7 de Rawson y donde estaban pasando un programa hecho acá y que me hizo acordar a un sketch (esto es para los de Argentina) que se llamaba “Me colgué del cable…” donde pasaban pedacitos de programas de canales del interior… Bueno, imagínense el programa, pero como siempre digo: “Es lo que hay…” Al menos un poco de ruido para amenizar la lúgubre habitación del hospital… Si, la verdad que me olvidé de llevar la cámara de fotos para retrarles el estado en que está el hospital…. Yo acostumbrada al Hospital Fernández, que es un hospital público, pero acá, en la Patagonia, ¡nada que ver!

En fin, al menos mi sobri-retoñito está mejor. Dolorido, pero con ánimo.

Ah!, mi hermana me contó que, aparte de todo los que les conté ayer, resultó que cuando abren para ver la “infección” y ven el absceso que se les pasó por alto, se encuentran con que los puntos que le habían hecho al músculo se habían abierto y que los intestinos estaban cubiertos solo con el ¿peritoneo?, que tuvo una distención no se cuanto (ok, mi hermana no se acuerda, too much information), que pasa una vez en un millón (¿?) y que lo agarraron a tiempo, así que no fue necesario ponerle una malla para contener los órganos (¿?¿?), y que la infección no se dispersó de puro mago cacarulo… (Ok, otra frase para los argentinos, que no la dijo el médico pero lo dio a entender y que significa de “pura suerte” Y si, no piensen que voy a poner las palabras…)

Aparte el cirujano le dijo que mi sobrino no tiene que hacer fuerza con los abdominales, que no puede correr, que por DOS MESES no va a poder hacer ningún ejercicio físico, y que se tiene que cuidar toda el área abdominal hasta que todo vuelva a la normalidad. Nooo, ¡mi cielo! El que es fanático del fútbol, no saben la carita que ponía cuando la madre me contaba, pobre…

Por ahora, se queda hasta el viernes. No le pasan antibióticos (¿?¿?) porque según ellos con la limpieza que le hicieron no es necesario (¿?¿?). Recién anoche empezaba a comer sólidos, así que iban a observarlo para ver como evolucionaba el tema digestivo, pero ayer ya fue de cuerpo, así que los intestinos funcionan bien… Y eso que lo tenían en ayunas desde el domingo al medio día, y que el martes recién le dieron permiso para tomar líquidos, nada más.

Ok, las cosas están así. Mi sobrino salió bien de la cirugía, no pasó un desastre porque Dios es Grande y porque mi sobrino tiene mucha vida por delante. Su semblante es bueno, se nota que le duele por ahí y que está aburrido en ese lugar, pero ya saben que Resignación es el 2º nombre de todos los integrantes de mi maravillosa familia.

Y mañana me voy a dedicar a comentarles que pienso yo sobre los consejos recibidos acerca de la mala praxis, que a más de uno no le va a gustar, pero como decía un personaje Samurái de una película que vi cuando tenía 12 años:

“… porque tú no entiendas lo que pienso, no significa que yo esté equivocado…”

Nuevamente, muchísimas gracias por su preocupación, sus consejos y sus palabras amorosas hacia mi sobri-retoñito y hacia mí.

Disculpen que no les conteste como se merecen, pero la verdad, me faltan ruedas para hacer todas las cosas. bueh.1

 

chinchuda-12 Y espero que este no sea un día de miér… coles.

 

Ah! Si quieren saber porqué mi sobrino me dice Mami en vez de tía, me leen este post. Bye.. 016F5C~112

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 1:11

8 de junio de 2010

Repórter hospitalario: Ley del menor esfuerzo.

Ley del menor esfuerzo que no terminó en un desastre.

 

¿Por donde empiezo?

Si bien soy de las que no dicen malas palabras por principios, de vez en cuando se me escapa alguna que otra, pero en situaciones como las que estoy atravesando, largar una buena puteada actúa como catarsis.

 

LA… QUE LOS RE MIL P%\|@#!

 

Y si, me autocensuro porque mis retoños leen esto y no es cuestión…

Les cuento.

Luego de peregrinar mi santa hermana desde el 3 de mayo con mi sobri-retoñito por el Hospital Zonal Adolfo Margara de la ciudad de Trelew, y de haber pasado por pediatras y cirujanos que solo decían que era una gastroenteritis cuando mi hermana les decía que era una APENDICITIS, y encima los “profesionales de la salud” se escudaban diciendo que “era un caso extraño el de este chico” porque se retorcía de dolor y ellos “no encontraban nada”.

Entonces, el 13 de Mayo, luego de 10 días en que los doctores del hospital insistían en que no era una apendicitis y que era “un caso raro” mi sobrino por los síntomas que presentaba (¿raro un niño llorando de dolor, con diarrea que era un moco ya porque no podía ni comer del dolor y de los vómitos?), mi hermana decidió pagar una consulta (y que no es barato ir al médico particular) con el Doctor Sagasta, pediatra que nos atendía cuando podíamos pagar una obra social antes del accidente y que recibió a mi Retoñor cuando nació hace casi 14 años, quién después de revisar a mi sobrino, llamó él mismo al hospital diciéndoles que lo atendieran a mi sobrino YA, porque eso no era una gastroenteritis, entonces recién ahí lo internaron y lo operaron a mi sobrino ese mismo día a las 18:30 hs.

¿Y con qué se encontraron cuando después de 10 días decidieron operar?. Bueno, la apendicitis se había transformado en una cuasi-peritonitis, en un plastrón, y que a su vez se formó un absceso de pared que le perforó los intestinos. Así fue que mi sobrino padeció una cirugía mayor y en 4 días lo largaron (si, lo largaron) para casa porque faltaban camas.

Luego de 24 días controlado en el hospital por los cirujanos y pediatras dos veces por semana – con lo que eso conlleva, es decir, gastos de traslado, la espera, el toqueteo de la herida y que no es lindo ir al hospital 2 veces por semana -, el domingo 6 de junio a las diez y media de la mañana, mi hermana tuvo que salir volando con mi sobrino que GRITABA del dolor para ese mismo hospital, ¡bah!, el único que hay.

Conclusión: Ayer al medio día mi sobrino entró al quirófano por 2º vez en menos de un mes.

Diagnostico: Herida infectada y, y esto es lo que me sacó del todo, lean bien, ¿eh?, resultó que por no haber realizado en la primera operación una cirugía exploratoria como correspondía, no descubrieron que mi sobrino tenía OTRO ABSCESO en el lado izquierdo. Ellos solo abrieron el lado derecho y se fijaron cerca del área del apéndice donde se encontraron con el desastre de la peritonitis y compañía, y ni se les dio por seguir EXPLORANDO como correspondía ante tal cuadro.

Y argumentaron que “se les había pasado por alto” el absceso, pero que agradeciera que era “superficial” ¿?¿? Seseé, palabras del cirujano B. L. a mi hermana. Ah! Y el cirujano le explicó eso porque ella se le plantó adelante y le preguntó qué había pasado, si no, huía como rata por tirante;  aparte le dijo que ya habían limpiado todo, y que ahora tenía que estar 3 días en observación para evaluar como seguía mi sobrino.

Es decir que los “profesionales de la salud” que operaron a mi sobrino (no los meto a todos porque hay algunos rescatables) por aplicar LA LEY DEL MENOR ESFUERZO el 13 de mayo no realizaron una EXPLORACIÓN METICULOSA del área para cerciorarse de que todo estaba bien, sino que hicieron la cirugía así no más, lo cerraron y lo mandaron a la casa, resultando de esa desidia y falta de profesionalismo OTRA CIRUGÍA a los 25 días de la primera.

Y convengamos que someter a un niño de 9 años a dos cirugías en menos de un mes por una IRRESPONSABILIDAD, no es un chiste ni un imponderable o “algo que rara vez pasa”, porque el mismo cirujano reconoció que no hicieron ese cachito extra de esfuerzo de haber mirado unos centímetros más allá, ya que de haberlo hecho, se hubieran encontrado con el otro absceso en el abdomen de mi sobrino.

Nah! Esta todo mal…

 

Y una vez más compruebo que Dios existe y que te protege siempre, porque solo por milagro mi sobrino está vivo, ya que a pesar de que se complicó el tema, no terminó en un desastre el haber aplicado LA LEY DEL MENOR ESFUERZO.

 

 

 

Nota: Muchísimas gracias por los comentarios, por los mensajes en el Facebook, en el Twitter, y por los SMS a mi celular. Discúlpenme que no les conteste como se merecen, pero entenderán que mi ánimo no es el mejor, y que, como dice la etiqueta del post, voy a matar a alguien, o sea que en criollo: ¡estoy re caliente!

Hoy por la tarde voy a reemplazar a mi hermana un rato y espero no cruzarme con ningún médico ni que la enfermera me pregunte si me traje la silla de rueda del pasillo para sentarme más cómoda porque todo el mundo lo hace… Nooo, si escucho cada cosa…

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:05

7 de junio de 2010

Quiero que termine este año IPSO FACTO.

silencio

Ayer domingo a las 10:30 de la mañana, mi hermana tuvo que salir volando con mi sobrino al hospital porque gritaba de dolor.

En fin, ayer lo dejaron internado y hoy a 1º hora entra al quirófano porque aparentemente la herida se infectó y se le hizo un absceso, pero del otro lado (¿?¿?).

Y si, no hace ni 24 días que lo operaron de una peritonitis que se le transformó en un absceso de pared y que le perforó el intestino, resultado de haber ido al hospital 4 veces en 10 días (la 1º vez el 3 de mayo y lo operaron el 13 de mayo de urgencia) y los médicos le decían a mi hermana que no era nada (¿?) y resultó que si era algo y terminó en cirugía.

Por favor, si viven en Trelew, cada vez que vayan al hospital encomiéndense a sus santos o en quien crean, y rueguen que si tienen que operarse de algo, no se les complique por la incompetencia de los médicos. Y si, porque el cirujano le dijo que tendría que haberse quedado 10 días en observación para que no pase lo que pasó, pero lo operan el 13 y el lunes 17 le dieron el alta por “falta de camas” en Pediatría, así que lo mandaron a la casa con antibióticos orales que casi lo dan vuelta y le perforan el estómago ya que ni probaron si los resistiría por boca, solo le sacaron la vía (suero, por donde le pasaban antibióticos) y buenas noches pal cantor.

Menos mal que mi hermana al haberme acompañado el 1º de los casi 3 años que estuve internada en el Fernández con 21 cirugías, de las cuales la mayoría se infectaron (en el accidente sufrí fracturas expuestas y al estar tanto tiempo internada las infecciones intrahospitalarias hacían de las suyas) y ella las “padeció” conmigo, ayer se plantó firme y los enfrentó a los médicos y les dijo que eso que tenía sobri-retoñito en la herida era un absceso por la infección, que ella no era médico ni había estudiado, pero que al estar “internada” conmigo y VER heridas infectadas después de cirugías complicadas, eso era una terrible infección.

Por la tarde, OBVIAMENTE los análisis comprobaron que hay infección y en las placas se ve una especie de “bolsita” – una mancha negra que no es “normal” - cerca de la herida, así que va al quirófano a que le hagan una limpieza (toilette quirúrgico) y vean con qué más se encuentran.

Así que habrá que esperar…

 

Nah! Por eso:

 

¡QUIERO QUE TERMINE ESTE

 

2010 IPSO FACTO!

 

rrraaabbiiaaaa

 

ufaaaNo me busquen porque no me van a encontrar. Aviso.

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 0:23
 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!