Trelew - Chubut

 

14 de septiembre de 2010

“Sólo por hoy…” [Post recomendado.]

Esto lo encontré, vía Reader, en el blog de Marina, la mamá de dos retoñitos que publica cosas muy interesantes.

Se llama “Sólo por hoy...” y la verdad que me encantó.

Así que hoy va post “afanosamente” inspirado, je… jijiji1

 

“Sólo por hoy…”

 

Sólo por hoy, en la mañana, voy a sonreír cuando vea tu rostro y a reír cuando tenga ganas de llorar.

Sólo por hoy, en la mañana, voy a dejarte escoger la ropa que te vas a poner, voy a sonreír y a decirte que te queda perfecta.

Sólo por hoy, pediré un día de descanso, o vacaciones, para llevarte al parque a jugar.

Sólo por hoy, al mediodía, voy a dejar los platos en la cocina y voy a dejarte que me enseñes cómo armar ese rompecabezas juntos.

Sólo por hoy, en la tarde, voy a desconectar el teléfono y a apagar la computadora, para sentarme junto a ti en el jardín para hacer burbujas de jabón.

Sólo por esta tarde, no voy a reclamarte ni siquiera a murmurar, cuando tu grites y llores cuando pase el carro de los helados, y voy a salir contigo a comprarte uno.

Sólo por esta tarde, no voy a preocuparme sobre qué va a ser de ti cuando crezcas y voy a pensar otra vez en todas las decisiones que haya hecho acerca de ti.

Sólo por esta tarde, te dejaré que me ayudes a hornear unas galletas y no voy a estar detrás de ti tratando de arreglarlas.

Sólo por esta tarde, te estrecharé en mis brazos y te contaré una historia acerca de cuando tu naciste y sobre lo mucho que te quiero.

Sólo por esta noche, te dejaré salpicar en la tina y no me voy a enojar.

Sólo por esta noche, te dejaré despierto hasta tarde, mientras nos sentamos en el balcón a contar las estrellas.

Sólo por esta noche, estaré junto a ti por horas y extrañaré mis programas favoritos de TV.

Sólo por esta noche, cuando pase mis dedos entre tu cabello mientras rezas, simplemente daré gracias a Dios por el mayor regalo que he recibido.

Voy a pensar en las madres y en los padres que están ahora buscando a sus hijos extraviados; las madres y padres que visitan a sus hijos en sus tumbas en lugar de sus camas, y en las madres y padres que están en los hospitales mirando sufrir a sus hijos, gritando por dentro por no poder hacer nada más.

Y cuando te dé un beso de buenas noches te voy a estrechar un poco más fuerte, un poco más tiempo. Así, agradeceré a Dios por ti y no le Pediré nada, excepto, un día más. Creo que a veces las mamás y papás estamos demasiado absorbidos en nuestras rutinas diarias que olvidamos el hermoso regalo que los niños SON REALMENTE.

No podemos saber si Dios nos dará un día más.

Autor Desconocido

 

amigos2

Love_1

La Ivys on wheels!, Actualizado en: 16:43

4 comentarios:

  1. Mientras tu retoño vive "bajo tu alita" aprovechalo... Luego crecemos, nos mudamos de ciudad, de país, y pensamos (como hijos, e silencio) "Sólo por hoy, voy a pedir permiso en la oficina, me voy a escapar en avión a casa... Y voy a abrazarte para agradecer que seas mi mamá!!!"

    Te adoro, Ivy, hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso, me gusta que lo traigas hasta aquí, ya que yo no conocía ese otro blog y sí conozco el tuyo.
    No tengo hijos, pero me hubiera gustado que mi mamá sólo por un día me hubiera dejado hacer algo de eso, así ahora tendría un lindo recuerdo de ella.

    Un beso grande para vos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ivy...es tan cierto ...el tiempo pasa demasiado rápido...hay que disfrutarlos y dejar que nos disfruten cada momento...beso grande

    ResponderEliminar
  4. Que procurar el bienestar en el hogar a diario no le impida a tu hijo, disfrutar de tu compañía y sus cosas. Los niños necesitan además del colegio, comer y vestirse la compañía cómplice y el calor de los padres.

    No desatiendas su infancia, crecen demasiado deprisa y las vivencias perdidas nunca se compensan, olvidan, ni se justificarán, ante tu hijo.

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!