Trelew - Chubut

 

25 de septiembre de 2007

Las cosas que uno resiste....


Cuando estaba en el Fernández (a partir de ahora "el Fernández" es el Hospital de Agudos Juan A. Fernández que fue mi casa durante varios meses, incluso, años..., si junto todos los meses, jejeje...), después de pasar de todo en la terapia me trasladan al 3º piso "Traumatología mujeres"... mi 2º hogar :) , donde pasé los peores y los mejores momentos durante mi recuperación.

Hubo varios momentos en que quería que todo terminara ¡YA!, curaciones, cirugías, antibióticos de todos colores y sabores, calmantes de todos los colores y sensaciones (todo paz y amor... jajajaaa...), pero por sobre todo, el sentir la impotencia de estar tirada en una cama y que encima me dijeran: "lo tuyo es grave..", "te va a costar sentarte...", "nunca te vas a parar...", y otras yerbas.... Días interminables, noches interminables, pasar días sin ganas de que mi hermana abriera las ventanas para que entre la luz. Un bajón total!!!

Perooo... hubo momentos en que mi "actitud" era la de demostrarle a todos, que nada es lo que parece, o lo que está escrito en un libro..., mi ánimo cambiaba, mis ganas de vivir se hacían más fuertes y sobre todo..., el pensar en mi hijito de dos años, hacían que cada mañana hubiera un motivo para salir adelante.

En una de esas mañanas, la Primavera estaba en el aire!!!, ¡cómo cambia la vida cuando la naturaleza sigue su curso!, el aire era distinto, los días eran distintos...

El día de la Primavera..., mi hermana me compró flores, las enfermeras venían y me decían: "¡Feliz Primavera Ivana!", los médicos saludaban de otra manera!, cosas que hace la Primavera!!!

Y de repente..., aparece en mi habitación la Doctora Rosas (no gente, no es alegórico!, así se llamaba o se llama, es una de las doctoras que influyó mucho en mi estadía en Terapia), con una rosa - valga la redundancia - para desearme ¡Feliz Primavera!. Fue una sorpresa, ya que ella era una de las jefas de terapia Intensiva. Me contó que se había acordado de mí (hacía como 6 meses que había dejado la terapia) y que quería saludarme. Mientras charlábamos, me dijo algo que me quedó marcado para siempre.

Me miró y sus palabras fueron: "Si hace un año atrás te decían que ibas a pasar por todo esto..., no lo hubieras resistido... Y todavía te quedan muchas cosas mas por pasar, pero acordate de esa fuerza interna que tenés, que te impulsa a seguir adelante, como sea..."

Pasar por todo esto... ¡Las cosas que uno resiste! Dolor, pena, desánimo, ganas de bajar los brazos, soledad... ¡Podemos resistir todo!, si tenemos la firme convicción de saber que siempre hay esperanzas, que siempre hay un ser amado que nos dá fuerzas - en mi caso mi hijo - y que las estadísticas pueden estar en nuestra contra, pero si contamos con la ayuda de Dios y la dedicación de los médicos de seguir adelante a pesar de las estadísticas, todo puede suceder...

Si... el milagro.

Solo tenemos que resistir.
La Ivys on wheels!, Actualizado en: 17:58

1 comentario:

  1. Los médicos que trabajan con casos "graves", tienen un no se qué... Lo que te dijo esa Dra. es verdad: "...esa fuerza interna que tenés, que te impulsa a seguir adelante, como sea...", éso es lo que hizo que superaras casi todos los obstáculos... porque no dudo que vayas a bailar como Shakira!!!
    Algún día!
    Todo llega!
    Fabi

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!