21 de septiembre de 2007

¡Feliz Primavera! (Saludo clásico, que le vamos a hacer)

Hoy comienza la estación preferida de Wheelchair Rules!!!! Aunque la alergia me mate... - si gente..., también soy alérgica a... TO-DO..., pero me las banco! - siempre dije que en algunos aspectos, vine fallada de fábrica, los genes de la alergia los heredé de los dos lados: mi papá y mi abuela materna..., como para que no le eche la culpa a nadie... jejejeee...
Acá en la Patagonia la primavera se parece más a un otoño trucho :) , porque todavía hace frío y el sol se hace rogar.

Hace unas semanas, empecé a transcribir el diario que llevaba mientras estuve internada en el Hospital Fernández (Capital Federal, Buenos Aires), y siii..., me mandaron allá para ver si se arreglaba el desastre que había dejado el accidente, y puedo decir que lo hicieron bastante bien!!! Soy el 20% que sobrevive a las secuelas de fractura expuesta de pelvis (con desgarro correspondiente, o sea!, el hueso salió para afuera por donde todos se imaginan - ¡qué dolor! – pero lo arreglaron bien, dentro de todo...), y contemos la fractura expuesta de ambas rodillas ( es decir..., si voy a tener un accidente, va a ser típico de una leonina!!! Jajajaaaa, que se note!!!). Así que, como se imaginarán, estuve bastante tiempo internada para que los cirujanos en Traumatología y Ortopedia (así es la especialidad, re-grosa!!!) “arreglaran” este cuerpito, jijijiiii... Ok, hubieron otros especialistas, como infectólogos, ginecólogos, gastroenterólogos, clínicos, cirujanos plásticos (no gente.... mi :) Angel face - carita – no necesito cirugía plástica, pero algunas cicatrices en la rodilla, sip.) y no nos olvidemos de mis sicólogas!, genias que soportaron mi carácter, pero hicieron un buen trabajo, jajajajaaa... Y otro capítulo, las enfermeras, tanto de terapia como del 3º piso de Traumatología.
Bueno, sigo. Siempre llevé diarios personales, pero los perdí entre tantas mudanzas, así que mi hijo tendrá que saber de oído las vivencias de su madre, pero esta que viví después del accidente, va a poder leerla en vivo y en directo.
Después de casi 9 años, leyendo todo lo que pasé en el hospital, me hicieron ver en que, todos pensamos que nunca va a pasarnos nada, que lo que vemos en la tele es eso, una novela o película, y que los accidentes y las desgracias suceden en otro lado, lejos de nuestras vidas. Pero no. Todos estamos sujetos a las Leyes de Murphy. Nadie está exento de vivir, en algún momento , una experiencia que nos haga saber hasta dónde estamos dispuestos a llegar y hasta donde somos capaces de soportar una experiencia traumática.
A partir de ahora, voy a contarles, en resumidas cuentas, lo que viví durante el tiempo que pasé internada. Les contaré como la mente es más poderosa de lo que pensamos, y más que nada, que uno saca fuerzas de donde no hay, para vencer lo que la ciencia dice que no se puede lograr.
Para los escépticos: hay cosas que la ciencia dice que no se pueden revertir..., pero si se puede... Soy un ejemplo... caminando? Jejejeje... not! En silla de ruedas, algo que la ciencia decía que no iba a suceder....
La Ivys on wheels!, Actualizado en: 19:41

1 comentario:

  1. Peeeeeeeeeeeeeeroooooo!!!!!
    Me perdí de saludarte la primavera pasada así que ahora lo hago pero dos veces.

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!