Trelew - Chubut

 

22 de septiembre de 2007

Everything is possible

Una de las cosas que me marcaron cuando fui una niña...-siii, allá a lo lejos....- fué cuando estaba en la escuela primaria.

En donde nací, antes, en las escuelas había gabinete sico-pedagógico, enfermería, y una vez al mes venía un odontólogo a revisa las bocas de las blancas palomitas. Ok., esta blanca palomita estaba en 3º grado cuando hubo esta "visita" del odontólogo. Formábamos una fila en el pasillo y entrábamos a medida que nos llamaban. Pasábamos, nos sentaban en una silla y nos hacían abrir la boca. ¡Horror!, tenía una carie en una de las muelas. Notita a la mamá para que llevara a la pequeña al dentista. Mamá obediente, llevó a la niña al dentista. ¡Casi me muero!, porque no solo me revisó, sino que me sacó la muela. Pero con tan mala suerte, que me vino una hemorragia y se me complicó todo!. Conclusión: desde ese momento, tengo TE-RROR a todo lo que tenga que ver con dentistas y cualquiera que practique la medicina. Les huyo! Pero no todo es como uno quiere.
¿A qué viene esto? A que 20 años después, al tener el accidente y terminar en terapia intensiva, todos esos recuerdos vinieron a re-flotar...
No tengo memoria del accidente. Solo sé que era el 31 de diciembre de 1998 y viajábamos a Bariloche. No se qué pasó ni como pasó. Solo se que de repente, estaba en una sala, llena de tubos por todos lados y una sensación de estar prisionera sin poder escapar.
Los recuerdos de los primeros días en la terapia son estos: Un tubo en la boca para respirar, guias de suero (mangueritas que estan unidas a mis brazos por agujas pinchadas en mis venas), bolsitas de sueros de todos colores, y una confusión por que no sabía donde estaba, con quien y que me estaban haciendo!!! Momentos en que me despertaba y quería sacarme todo, y de repente...NADA. Noches en que me despertaba y creía que los enfermeros me querian violar. Todos dicen que eran efectos de la morfina... ok., pero para mí era muy RE-AL... Momentos en que quería salir corriendo, pero las piernas no me respondían... Tooodo eso en 5 días, con sus noches. Estuve en Bariloche hasta que el 6 de enero de 1999, fecha en que lograron sacarme del estado calamitoso en el que estaba y me enviaron al Hospital Fernández en Buenos Aires.
Al llegar allí, estuve hasta el 13 de Marzo en terapia intensiva, con días en que no me acuerdo de nada, otros en que estaba tan lúcida que al verme en el estado en el que estaba, quería dejar de sufrir y morirme. Los dolores que pasé durante el tiempo que estuve internada, no se los deseo ni a mi peor enemigo...
Durante mi estadía en terapia intensiva, las apuestas eran 10 a 1.
10 médicos pensaban y decían que no iba a vivir ni dos semanas, 1 médico pensaba que: "Everything is possible". Todo es posible....
Fractura expuesta de pelvis, desgarros en donde se imaginan, fracturas expuestas en ambas rodillas, obesidad mórbida, fractura de costilla... Apuestas 10 a 1. Llevaba las de perder... pero... "Everything is possible"
La Ivys on wheels!, Actualizado en: 21:03

1 comentario:

  1. Y vos estás decepcionada porque nadie comentó en este post.

    Mi querida,leer esto es como entrar en una pesadilla que vos la viviste en vivo y en directo y es IN CO MEN TA BLE

    Faaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
    Todavía recuerdo como separar en sílabas.

    ResponderEliminar

Pasen y dejen sus dimes y diretes!!

Gracias!!!
:)

 

© 2008 - diseñado por doxs | templates - todos los derechos reservados | Re tuneando por la Ivys, sépanlo!